Escasez de conductores vs. profesionales bien formados

FTPEtrasa-escasez de conductores vs profesionales bien formados

Ante la necesidad de buenos profesionales muchas empresas de transporte se ven obligadas a buscarlos fuera de nuestras fronteras

 

Tras los accidentes sufridos por camiones en las últimas semanas en extrañas circunstancias, sale a la luz la escasez de profesionales formados, tanto en España como en otros países de la UE.

 

Hace décadas que el transporte por carretera ha dejado de seducir a los trabajadores, situación que ha empeorado porque, tal como explican algunos empresarios europeos, durante el servicio militar muchos conductores conseguían su permiso de conducir y, al dejar éste de ser obligatorio, una de las principales canteras de conductores profesionales para el sector del transporte, tanto de viajeros como de mercancías, ha quedado totalmente cerrada.

 

Ante esta situación, muchas empresas de transporte se han decantado por profesionales de otros países que llegan al mercado español con métodos de trabajo diferentes a los de España; estas incorporaciones responden a una urgencia del servicio; pero, a pesar de integrarse tras haber pasado por cursos formativos que deberían ofrecer garantías, en algunas situaciones ponen en riesgo a los equipos, la carga y a los mismos conductores.

 

Un ejemplo de ello son los accidentes de trabajo en jornada laboral de conductores profesionales y operarios de maquinaria móvil que se han visto incrementados en un 5,9% anual en 2017, frente a la crecida del 5,2% registrada en los accidentes de trabajo durante las jornadas de trabajo del sector de transporte y almacenamiento.

 

Por otro lado, también ejemplifican gráficamente la falta de conductores profesionales de camión en algunas zonas de España otros dos datos: el paro y la contratación en este colectivo.

 

Durante todo el año 2017, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social contabilizó un total de 257.625 contratos de trabajo para conductores asalariados de camión, un 5,02% más que en 2016, que ha servido para ofrecer trabajo a un total de 145.657 personas.

 

Paralelamente, el paro de este colectivo durante el mismo año descendió un 19,28% hasta quedar la cantidad de conductores de camión desempleados en 25.431, después del espectacular descenso vivido entre enero y junio del pasado ejercicio, mitigado en la segunda mitad del año pasado.

 

A pesar de que la mayor parte de los contratos de trabajo suscritos para conductores de camión asalariados en 2017 fueron temporales (211.576, que supone el 82,13% del total), la cantidad de contratos indefinidos registrados el año pasado (46.049) también rebasa con amplitud al de parados, hasta casi duplicarlo, hecho que corrobora la falta de conductores que existe en España.

 

En algunas provincias esta situación es especialmente grave como en Zaragoza, Guadalajara, Barcelona, Valencia, Castellón, Álava y La Rioja, entre otras, donde se han producido grandes aumentos porcentuales en el número de contratos para conductores de camión unido a grandes reducciones del paro en este colectivo profesional, por encima del 10% en ambas magnitudes.

 

En otras provincias el paro entre los conductores de camión es casi residual, Teruel es un ejemplo de ello con 57 parados en 2017; Segovia, con 75 chóferes en el paro; Soria, con 67; o Álava, con 27 conductores de camión en paro.

 

Asimismo, esta situación es especialmente sensible en Cataluña y la Comunidad Valenciana, dos de las zonas en las que más mercancías se mueve por carretera de todo el país, con mayor número de empresas y trabajadores del sector, pero que, no obstante, son emisoras de conductores ya que han visto que durante todo el 2017 han ido saliendo unos 4.729 chóferes profesionales domiciliados en ambas comunidades para ser contratados en otras autonomías del país.

 

El transporte se encuentra ante esta coyuntura, necesitado de buscar personal en un marco de escasez y mala imagen del sector y de contratar conductores profesionales bien formados, pero sin que los costes se disparen. Lo que viene a ser la cuadratura del círculo.

 

Fuente: cadenadesuministro.es