Los transportistas españoles podrán demandar a varios fabricantes de camiones por conducta anticompetitiva

Etrasa-FTP: los transportistas espanoles podran demandar a varios fabricantes de camiones por conducta anticompetitiva

Los requerimientos por daños y perjuicios pueden ascender a 2.000 millones de euros

 

En julio de 2016, la Comisión Europea impuso una multa a los fabricantes MAN, Volvo, Renault, Daimnier Iveco y DAF por prácticas contra la competencia; esta multa va a producir en los próximos meses demandas por daños y perjuicios con un valor situado entre los mil y dos mil millones de euros.

 

La resolución fue publicada el 6 de abril pasado por la Unión Europea y en ella se aplicaba a las multas mencionadas otra de 2.930 millones de euros. Los razonamientos utilizados serán la base para que los perjudicados, sobre unos 150.000 transportistas según un informe de Martínez Almeida (firma de abogados), reclamen que el sobreprecio pagado les sea devuelto.

 

Los perjudicados son propietarios españoles de camiones medianos y pesados que adquirieron estos vehículos entre 1997 y 2011. Específicamente, para los camiones MAN del 17 de enero de 1997 al 20 de septiembre de 2010 y, para las marcas restantes, del 17 de enero de 1997 al 20 de septiembre de 2011; las demandas serán presentadas ante los tribunales ordinarios españoles.

 

La firma de abogados Martínez Almeida tasa el número de camiones con un precio incrementado de forma ilegal debido a los acuerdos de cartel entre la mayor parte de los fabricantes en unos 250.000.

 

El incremento del sobreprecio que se pagó por esta estimación de camiones afectados arroja una valoración por encima de los mil millones de euros y podría alcanzar los dos mil millones, a pesar de que la cantidad final dependerá de diversos factores, entre ellos las propias resoluciones de los tribunales.

 

Según un portavoz de la firma de abogados declara que “la jurisprudencia del Tribunal Supremos legitima a los afectados por un cartel de haya pactado precios para reclamar por daños y perjuicios. Han tenido que pagar un precio mayor debido a determinadas prácticas contra la competencia y tienen, por tanto, derecho a ser indemnizados por ello”.

 

Por esta razón, se podrá demandar ante los tribunales a los fabricantes a los que se compraran los camiones, también las empresas de leasing que se hayan visto afectas por el cartel de camiones.

 

El letrado ha añadido que “quienes hayan adquirido camiones medios o pesados a empresas de leasing que hayan operado con las marcas afectadas en el período en cuestión […] también pueden reclamar”. Asimismo, recomienda que las demandas sean individuales, mejor que las colectivas.

 

La multa que se impuso en julio fue por prácticas ilegales de cartel, lo que quiere decir que se pactó en lugar de competir entre ellos. El 6 de abril fueron publicados los fundamentos jurídicos y económicos de ese fallo. En la resolución de la Comunidad Europea se explica que cualquier persona o firma que se haya visto afectada por la conducta anticompetitiva de esos fabricantes de camiones podrá llevar el asunto ante los tribunales de los Estados miembros para demandar por daños y perjuicios.

 

Fuente: logísticaprofesional.com