Se exige la obligatoriedad del “alcolock” en autocares y vehículos de servicio público

FTP-se exige la obligatoriedad del alcolock en autocares y vehiculos de servicio publico

Desde 2010, en Francia los autocares de transporte escolar cuentan con un “dispositivo antidroga” y, desde 2015, también los autobuses

 

Desde AEA (Automovilistas Europeos Asociados), su presidente, Mario Arnaldo, ha sugerido la obligatoriedad del sistema “alcolock”* en autobuses escolares y de transporte de personas en general.

 

Esta petición del presidente de AEA se ha realizado tras el incidente ocurrido la semana pasada en Fuenlabrada (Madrid) en el que un conductor de autobús escolar fue detenido, y puesto en libertad con cargos posteriormente, tras dar positivo por cocaína después de volcar el vehículo que conducía y ocasionar heridas leves a algunos menores.

“Accidentes como el ocurrido esta mañana podrían haberse evitado si en España se hubieran adoptado medidas tecnológicas como la que desde hace siete años funciona en Francia para los conductores de transporte público y que nueva asociación lleva reivindicando desde hace más de 10 años”, según palabras de Mario Arnaldo. 

 

En Francia, los autocares que realizan transporte escolar y que fueron puestos en circulación a partir del 1 de enero de 2010 deben contar con un “dispositivo antidrogas” que ha de ser utilizado obligatoriamente por su conductor antes del inicio de la marcha y que, en caso de que la tasa permitida fuera superada, impediría su arranque. Desde el 1 de septiembre de 2015, la medida fue ampliada a los autobuses.

 

AEA ha valorado la instalación de este dispositivo de control del consumo de alcohol y drogas en todos los vehículos mediante su incorporación obligatoria como elemento de serie. Por esta razón, la Comisión Europea debería autorizar de forma urgente una norma técnica que lo estableciera.

 

Según el presidente de Automovilistas Europeos Asociados, es la técnica y no el Código Penal quien puede impedir los accidentes.

 

*El sistema “alcolock” impide el arranque de un vehículo cuando es detectado que el conductor está bebido.

 

Fuente: lainformacion.com