Según el Tribunal Supremo, no existe obligatoriedad de registrar la jornada de trabajo de toda la plantilla

Etrasa-FTP: segun el tribunal supremo no existe obligatoriedad de registrar la jornada de trabajo de toda la plantilla

El tacógrafo es suficiente para registrar el tiempo de trabajo de los asalariados móviles de las empresas de transporte, tal como indica la Dirección General de Trabajo

 

En una nueva sentencia del Tribunal Supremo se ha reafirmado la obligatoriedad de las empresas de transporte por carretera a que registren el tiempo de trabajo de sus trabajadores móviles, los conductores, pero no el del resto de su plantilla.

 

A pesar de ello, la obligación de anotar la jornada de trabajo se hace extensiva también a aquellos trabajadores que tienen un contrato a tiempo parcial y también a los que hagan horas extraordinarias, bien que se limita al registro de esas horas extraordinarias.

 

En lo relativo al transporte por carretera, la Dirección General de Trabajo ha indicado que la utilización del tacógrafo es suficiente para el registro de la jornada de trabajo de los conductores profesionales, que están obligados al uso de este dispositivo, pese a que se planteaban inconvenientes de registro para las empresas transportistas en relación al resto de trabajadores que no tienen obligación de llevar el mencionado tacógrafo (furgonetas, vehículos exentos, personal en almacenes u oficinas, etc.).

 

A pesar de todo esto, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha fallado contra este criterio porque “el sistema de control horario no es una obligación legalmente impuesta de forma expresa”. Igualmente, el Alto Tribunal estima que, en lo relativo a la protección de datos, el control supondría una intromisión en la intimidad y libertad de los trabajadores, además de en otros derechos fundamentales, en casos como la prestación de servicios en régimen de jornada flexible, trabajo fuera del centro de trabajo o en el propio domicilio.

 

Asimismo, el Tribunal Supremo entiende que su interpretación no deja desamparado al trabajador porque, en caso de que éste pruebe su uso, la falta de registro podría ser perjudicial para la propia empresa.

 

En relación con esta sentencia, hay que señalar que la falta de llevanza, o la incorrecta llevanza del registro, no es tipificada como infracción de forma evidente y terminante, e incumplir obligaciones meramente formales o documentales, así como el hecho de no informar a los trabajadores sobre las horas realizadas, supone únicamente una falta administrativa leve.

 

Por otro lado, que el empresario modifique los sistemas de control no constituye una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

 

Para finalizar, el Tribunal Supremo también manifiesta que sería beneficioso la realización de una reforma legislativa que clarifique la obligación de llevar un registro horario y que a la vez permita al trabajador probar la realización de horas extras. 

 

Fuente: transporteprofesional.es