Uno de cada cinco vehículos es rechazado en la ITV

FTP-uno de cada cinco vehiculos es rechazado en la itv

En 2016, un 18,77% de vehículos no superaron su primera inspección

 

Durante el 2016, las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) españolas revisaron 19.509.380 vehículos, cantidad que supera en un 4% los que se examinaron en 2015. De todos los vehículos que fueron inspeccionados, 3.661.854 no superaron la primera inspección obligatoria (18,77% del total), estas cifras se traducen en que uno de cada cinco vehículos fue rehusado.

 

Este porcentaje de rechazo se debe a que el total de fallos detectados alcanzó la cifra de 23.888.560, de ellos, 6.886.276 fueron catalogados como graves.

 

El mayor número de defectos graves se detectó en el segmento del alumbrado y de la señalización (24,1%); le sigue el de ejes ruedas, neumáticos y suspensión (21,7%); frenos (14,7%) y emisiones contaminantes (13,3%).

 

En relación al tipo de vehículos que presentaron los defectos más graves los primeros lugares los ocupan camiones, remolques, semirremolques y autobuses y furgonetas (más de dos defectos graves por vehículo). Específicamente, de todos los camiones, remolques, autobuses y furgonetas que pasarán su primera ITV, se rechazaron el 26,6%, el 25,7%, el 24,4% y el 23,4% respectivamente.

 

El pasado 2 de junio, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera a vehículos comerciales que circulan en el territorio español, en aplicación de la nueva Directiva Comunitaria de 2014.

 

Esta normativa quiere establecer unas inspecciones más rigurosas con la finalidad de garantizar que los vehículos comerciales que se encuentran circulando por nuestras carreteras cumplan la legislación vigente, mejorando así la seguridad vial y buscando la reducción de las emisiones contaminantes.

 

El motivo de realizar estas inspecciones técnicas es intentar localizar deficiencias en el mantenimiento. Estas son llevadas a cabo por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y por las policías autonómicas con competencia en la materia, su finalidad es detectar, a través de la revisión de la documentación oportuna, si los vehículos se han sometido a la inspección técnica obligatoria.

 

La novedad a destacar en estas inspecciones está relacionada con la comprobación de la sujeción de la carga, pasa de ser únicamente visual a algo más compleja porque se puede examinar en todas las situaciones de funcionamiento del vehículo, incluyendo las emergencias o maniobras de arranque cuesta arriba.

 

De igual forma, esta será la primera vez que se deba realizar un número mínimo de inspecciones técnicas iniciales tanto de aquellas unidades que se matricularon en España como en otros países de la UE, éste será determinado por un porcentaje representativo de los vehículos matriculados en el territorio que deban someterse a ellas.

 

De este modo se quiere colaborar con el objetivo europeo de que el número de inspecciones técnicas anual total corresponda, como mínimo, al 5% del total de aquellas unidades matriculadas en los Estados Miembros.

 

Actualmente en España, el número de vehículos correspondiente a esta categoría se aproxima a los cinco millones, sobre ellos ya se llevan a cabo cada año inspecciones visuales o documentales en un porcentaje de casi el 8%.

Cabría destacar que, a través de esta nueva normativa, los operadores del transporte se catalogarán como empresas de riesgo bajo, medio o alto, según el número y gravedad de las deficiencias localizadas en los vehículos.

 

Fuente: transporteprofesional.es y cadenadesuministro.es