El aumento del parque vehicular, la agresividad al volante, el uso del móvil o el consumo de alcohol son algunas de las causas de este aumento.

Sin obviar la responsabilidad del Estado para trabajar campañas de prevención y educación

 

La mortalidad en la República Dominicana se ha disparado a causa de los accidentes viales, convirtiéndose en un verdadero problema sobre el que las autoridades del país deben actuar para poder proteger la vida de sus ciudadanos.

 

Datos de Accidentes Viales

Claudia Franchesca de los Santos, directora del Intrant (Instituto Nacional Dominicano de Tránsito y Transporte Terrestre) ha informado que diariamente fallecen en el territorio 7,6 personas a causa de los accidentes viales.

 

También explicó que durante el 2017 fallecieron 2.804 dominicanos en la vía pública debido a los siniestros viales, tal como corroboran los datos del Intrant (Observatorio Permanente de Seguridad Vial). También subrayó el hecho que, en el caso de los motoristas, que históricamente representan el mayor número de muertes a causa de este tipo de incidentes, el número de fallecidos había disminuido ligeramente:

En 2016 fallecieron 1.452 y en 2017 la cifra fue de 1.241 motoristas.

 

Directora del Intrant

La directora también habló sobre el indicador que sitúa a República Dominicana entre los países con mayor número de fallecidos a causa de los accidentes viales en América y explicó que:

“Trabajamos en la implementación de medidas tan importantes como la mejora del sistema formativo, las campañas de concienciación y la inspección de los vehículos, entre otras”.

 

Las causas de los siniestros viales en el país son diversas, cada una tiene su peso, pero si estos se quieren ver reducidos se ha de hacer frente a los problemas y se ha de tener ganas de luchar contra ellos.

 

Tampoco se debe olvidar que cada año se añaden más de 100.000 vehículos a las calles y avenidas que siguen igual año tras año, hecho que acrecienta el riesgo de verse envuelto en un accidente de tráfico.

 

Asimismo, la cantidad de tráfico afecta a los conductores ya que, tal como explicó un reconocido psiquiatra dominicano, la violencia vehicular o conducción agresiva influye, y mucho, en la accidentalidad del territorio.

 

Problema de Congestión

Uno de los ejemplos que puso el facultativo fue que únicamente con la congestión vehicular en las horas punta hace que la ira de los conductores se manifieste y surjan los enfrentamientos con otros conductores o peatones, de ahí al accidente hay un pequeño paso.

 

No pueden evitarse tampoco otras causas de la accidentalidad como el uso irresponsable de los teléfonos móviles, el incumplimiento de los semáforos y la actuación de algunos motoristas que sorprenden en cualquier lugar sin previo aviso, si únicamente sacamos un pequeño golpe o un retrovisor roto, podemos darnos por satisfechos.

 

Problema con el Alcohol

Mención aparte tiene la ingesta de bebidas alcohólicas ya que el lugar que ocupan en los siniestros viales dominicanos es muy importante.

 

A pesar de existir una nueva ley de tráfico donde queda establecido el control de la alcoholemia (examen gracias al cual se puede detectar cuál es el nivel de alcohol en sangre) para conductores profesionales, además de otras medidas, es muy habitual ver salir de restaurantes y lugares de ocio a personas con una copa de más.

 

El número de personas que han muerto hasta septiembre de este año asciende a 949, siendo el consumo de alcohol la causa que provocó el accidente de tráfico.  El Domingo es el día en el que se acumulan mayor número de defunciones, 225.

 

Ministro de Salud Pública

Rafael Sánchez, ministro de Salud Pública, durante su asistencia a un evento sobre seguridad vial subrayó la responsabilidad del Estado para trabajar en campañas de prevención y educación relativas a políticas y estrategias enfocadas a la mejora de la seguridad en las calles del país.

Por otro lado, también recalcó el deber que tienen los ciudadanos de velar por su vida a través del respeto por las leyes y las normas.

 

“Es un error pensar que el Estado es el único responsable de los males sociales, este debe penalizar y diseñar las estrategias de prevención, pero es una responsabilidad del ciudadano saber estar al frente de un volante y no ponerse a tomar alcohol para salir a las calles”, declaró.

 

Conducción Responsable

Asimismo explicó que se necesita el fortalecimiento de las políticas y del trabajo en equipo de la totalidad de las instituciones responsables, pero básicamente centrase en conseguir que la ciudadanía se comprometa a conducir de manera responsable, concretamente los jóvenes, que es la población más afectada.

 

Ramón Leonel Ureña, presidente del Programa de Prevención de Muertes por Accidentes de Tránsito, señaló durante el mismo evento que la formación y orientación sobre seguridad a diferentes grupos forma parte de las estrategias que se han desarrollado, en ellas se han incluido a niños, jóvenes y estudiantes y cuenta con la colaboración de diversas instituciones.

 

Es importante hacer referencia al Plan Estratégico Nacional para la Seguridad Vial (2017-2020), uno de los instrumentos gubernamentales básicos para alcanzar la meta de reducir en 2020 las muertes causadas en el país por accidentes viales en un 30%.

 

Presentación del Plan

Cuando este Plan fue presentado, se explicó que su finalidad era englobar la educación vial en las escuelas y universidades y también la formación de conductores. En el país se incorporó un marco legal más fuerte, vehículos más seguros y un pago de multas más sencillo. Asimismo se trataron medias para que las víctimas de accidente de tráfico tuvieran una rápida asistencia y rehabilitación.

 

Llevar a la práctica todo aquello que se diseñó en las estrategias, además de un sinfín de iniciativas e ideas proyectadas, se transforman en una exigencia con el propósito de alcanzar la meta establecida en el Plan Estratégico.

 

Lo fundamental es conseguir aquella fórmula que, en mitad del caos vehicular, la falta de educación vial y la ausencia de conciencia ciudadana, consiga la cifra establecida en el Plan Estratégico Nacional; si no se consigue, la mortalidad irá incrementándose.

 

Fuente: Prensa Latina