Mínimo histórico de víctimas mortales en carretera

 

Accidentalidad en 2019

El año pasado se produjeron 1007 accidentes mortales en vías interurbanas, en ellos fallecieron 1098 personas y 4395 necesitaron ingreso hospitalario; estos datos suponen el descenso en un 6,7% del número de accidentes (-72); en un 7,6% del número de fallecidos (-90) y en un 3,8% de los heridos graves (-174).

Esta accidentalidad se ha originado en un contexto de crecimiento en relación a la movilidad, tanto por el número de desplazamientos de largo recorrido realizados como por el parque de vehículos y el censo de conductores. En 2019 los desplazamientos aumentaron un 2,5% (10,2 millones más), lo que significa que se llevaron a cabo más de 427 millones de desplazamientos de largo recorrido. El parque de vehículos ha aumentado un 2,2%, alcanzando los 34,5 millones de vehículos. Y el censo de conductores se ha incrementado un 1.3%, llegando a los 27,2 millones de conductores.

 

Balance de accidentalidad vial 2019

Todos estos datos se dieron a conocer el pasado 2 de enero, durante la presentación del Balance de accidentalidad en 2019 realizado por el ministro de Interior en funciones (en ese momento), Fernando Grande-Marlaska; explicó que los datos que se presentaban eran provisionales y hacían referencia únicamente a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas registradas hasta las 24 horas posteriores a producirse el accidente.

El ministro indicó que deberíamos esperar a tener los datos definitivos consolidados en los que se incorporarían las víctimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas y obtener así una radiografía completa de la siniestralidad vial en España.

 

Contexto

En el contexto anterior, el desarrollo de la accidentalidad en los 365 días de 2019 ha sido variable:

  • 37 días con 0 fallecidos en las carreteras.
  • El domingo 21 de julio fue el día de mayor siniestralidad vial con 13 fallecidos.
  • El promedio diario de fallecidos en accidentes de tráfico ha sido de 3 personas.
  • El comportamiento correcto de los conductores en los dos meses de verano hizo que, en gran medida, descendiera el número de fallecidos anuales (46 fallecidos menos que en el verano anterior). El pasado mes de agosto, con 98 fallecidos, fue el mes de agosto con menor número de fallecidos de toda la historia.
  • El pasado mes de abril fue el mes de abril con menos fallecidos desde que hay datos (74 muertos). Lo mismo sucede en el mes de junio (78 fallecidos).

 

Perspectiva histórica

Hasta la fecha, 2015 se erigía como el año con menor número de fallecidos en las carreteras (1131). En 2019, con 50 millones más de desplazamientos que en 2015, con 3 millones más de vehículos y con 1 millón más de conductores, han perdido la vida 1 098 personas en accidente de tráfico.

Según Grande-Marlaska, “estos datos parecen indicar que se está consolidando un cambio de tendencia que se inició el pasado año en el que por primera vez y después de cuatro años de aumento de fallecidos, hubo una ligera disminución de un 0,8%”. No obstante, ha agregado que “las 1098 muertes violentas por desplazamientos son inaceptables para nuestra sociedad, y los datos que hoy presentamos son lo que nos animan y estimulan a seguir trabajando porque todos sabemos que los accidentes de tráfico son evitables”.

 

Radiografía de la accidentalidad en 2019

Según el tipo de vía. Fallecieron en accidentes de tráfico que se dieron en vías convencionales 800 personas, que son 84 menos que en 2018 y que supone un 9,5% menos. Aunque haya habido un descenso, este tipo de vía continúa siendo la más peligrosa y donde se registra un mayor número de víctimas mortales (73% del total de los fallecidos).

También han disminuido los fallecidos en vías de alta capacidad, en relación a 2018, pero en menor porcentaje. En 2019 fallecieron 298 personas en autopistas y autovías, frente a las 304 de 2018. Estos fallecidos suponen el 27% del total.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

En los últimos diez años, la disminución de fallecidos en autopistas-autovías y convencionales ha sido desigual. En las vías de alta capacidad ha sido de un 28%, en las convencionales del 46%.

 

Por el tipo de accidente. El accidente más común continúa siendo la salida de la vía, 39% de los fallecidos; el segundo puesto es para las colisiones frontales (23%); la colisión fronto-lateral (12%); el atropello a peatón (11%) y la colisión trasera (9%). Estos porcentajes se mantienen igual en relación al año anterior.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Según la edad. La franja de edad con mayor número de fallecidos es la de 45 a 54 años, con 221 fallecidos (21%), le sigue la de mayores de 65 años, con 210 fallecidos (19%).

El grupo de edad entre 15 y 24 años ha supuesto el 10% de los fallecidos, porcentaje que hace diez años era del 15%.

Por el tipo de usuario. Se confirma la tendencia que en los últimos años se ha incrementado el número de usuarios vulnerables fallecidos y se ha reducido el de los fallecidos usuarios de vehículos de cuatro ruedas. En 2019, un 46% de los fallecidos viajaban en coche, hace diez años ese porcentaje era del 55%. Sin embargo, los vulnerables han supuesto un 40% de los fallecidos, cuando en 2009 suponían el 30%.

 

Fallecidos vulnerables:

  • Motoristas: 264 fallecidos, 47 más que el año anterior.
  • Ciclomotoristas: 19 fallecidos, 11 menos que el año anterior.
  • Peatones: 115 fallecidos, 22 menos que el año anterior.
  • Ciclistas: 40 fallecidos, 4 más que el año anterior.

Es la primera vez en la historia desde que se realizan registros que un año se cierra con 0 víctimas mortales en autocar en vías interurbanas.

Utilización de accesorios de seguridad. Un 20% de los fallecidos en turismos y furgonetas en 2019 no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente (116 fallecidos). Debemos recordar que si hubieran usado el cinturón, el 50% de estos fallecidos se podrían haber salvado. De los 264 fallecidos en motocicleta, 11 no llevaban el casco; tampoco 16 de los 40 ciclistas.

 

¿Cuál es el camino a seguir?

Crear la Estrategia Española de Seguridad Vial 2021-2030 que se alineará con la Agenda 2030, con las directrices de la Unión Europea y con los acuerdos de la Cumbre Mundial de la Seguridad Vial, prevista para febrero de este año en Estocolmo (Suecia).

Continuar con el trabajo para conseguir una movilidad segura y sostenible, condición previa e indispensable para una buena política de seguridad vial, ya sea en el ámbito urbano como en el interurbano. Para conseguirlo se está trabajando con la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) para realizar un encuentro de ciudades para la movilidad segura en Zaragoza, el segundo semestre de este año.

 

Plan de Medidas Especiales para la seguridad de motoristas

Aunar esfuerzos para la protección de vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) implementando el Plan de Medidas Especiales para la seguridad de motoristas; identificando 100 tramos de alta siniestralidad de motoristas donde realizar acciones de señalización, infraestructura y vigilancia; finalizando la regulación de los cursos de conducción segura para motoristas y promocionando el airbag para motorista.

Proseguir con los cambios en la normativa, con el envío del proyecto de ley de actualización del Permiso por Puntos al Congreso de los Diputados y con la reforma del Reglamento de Circulación que establecerá los 30 km/h como la velocidad máxima para calles con un único carril de circulación, medida requerida por los ayuntamientos para ayudar a aplacar el tráfico en las ciudades.

Continuar con la vigilancia de las principales conductas de riesgo.

Seguir trabajando en hacer cumplir la Ley de Tráfico, que es la manera más eficiente para la reducción de los accidentes y de las víctimas.

 

Fuente: Dirección General de Tráfico