Esta advertencia ha sido hecha por el Fiscal de Tráfico con la intención de alcanzar una buena movilidad en las ciudades

 

Cumplimiento normas tráfico

Bartolomé Vargas Cabrera, fiscal de Sala del Tribunal Supremo, coordinador de Tráfico y Seguridad Vial, ha hecho una advertencia a ciclistas, patinadores y peatones declarando que ellos también han de cumplir las normas de circulación; ha remarcado además la “necesidad” de que las normas sean aplicadas a “todos” para que las ciudades consigan una buena movilidad.

El fiscal estima que si no se aplican las normas no se generar una buena circulación ni en la ciudad ni en las carreteras; así que es indispensable, con vistas al diseño de los planes de movilidad, que se supervise el cumplimiento de las leyes porque “es un beneficio para todos”.

Tanto los ciclistas como los patinadores están obligados a prestar atención a las señales, las preferencias de paso, los adelantamientos, no circular por zonas peatonales, cortar las insuficiencias de movilidad de sus vehículos, etc.

 

Convivencia

El coordinador de Tráfico y Seguridad Vial ha indicado que “la clave de la convivencia en la ciudad es que todos los usuarios de la vía pública estén sometidos a las normas y las cumplan, porque sin normas no hay convivencia, en general, y tampoco en la sociedad circulante viaria de las ciudades ni de las carreteras”. Estas declaraciones las ha realizado tras mantener una reunión en Cáceres con responsables de las policías locales de las principales ciudades de Extremadura, además de con representantes de tráfico y de la Guardia Civil.

Bartolomé Vargas ha aludido a las normas de las policías locales respecto a la aplicación de la ley, destacando la importancia de aumentar los controles de velocidad, de alcohol y drogas porque se ha manifestado un aumento del consumo de drogas en la conducción. Ha querido remarcar que este “es un fenómeno en progresión que hay que atajar”.

 

“Redoblar” efectos

Con esta intención se “redoblarán” los efectos en este asunto y, lo más importante, se centralizará en el consumo de cannabis porque, tal como ha indicado el fiscal, “hay un completo desconocimiento de sus efectos en la conducción”, subrayando también que “se impulsará un mayor control del consumo de drogas porque eso salva vidas”.

De este modo, respalda también los planes de educación y de formación para los conductores de automóviles, motoristas, ciclistas y patinadores ya que “es clave” no únicamente la sanción sino también “educar” para prevenir estas conductas; por esta razón la sanción no debe discutirse porque está asociada con una explicación para el ciudadano con la finalidad  de que se conciencie y corrija su actitud.

Según el fiscal, la sanción también cuenta con “un valor educativo” porque hace que el sancionado recapacite sobre su actitud, por ejemplo con el uso del móvil cuando se conduce, práctica que se está incrementando y que “es un grave problema” según ha indicado.

 

Móvil al volante

El fiscal de Sala ha avisado de que, cuando esta causa es concluyente en un accidente, puede pedirse de forma judicial acceder a los datos del móvil para conocer las circunstancias. También ha insistido en el hecho que utilizar el móvil al volante “genera catástrofes y tragedias”, razón por la cual se han llevado a cabo campañas de educación-supervisión-sanción. Y ha recalcado también que “hay que insistir continuamente en que cuando se conduce el móvil debe estar fuera” porque se pierde la atención en la vía y el accidente “se produce en un momento”.

Durante su participación en la reunión ha recordado que la intención del Gobierno es incrementar las sanciones por el uso del móvil con “fórmulas concretas” que se encuentran recopiladas en un borrador para que, cuando se pueda aprobar la ley en el Congreso de los Diputados, entre en vigor una nueva normativa relativa a este aspecto.

 

Fuente: Europa Press