El vehículo de transporte compartido circulará por un circuito cerrado durante 3 meses

 

Vehículo autónomo

Chile será el primer país de Latinoamérica que disponga de una prueba piloto de un vehículo autónomo. Esto ha sido posible gracias a un acuerdo que han suscrito la ministra de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Gloria Hutt, y el presidente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Luis Alberto Moreno.

¿En qué consiste ese proyecto? Un vehículo eléctrico de pasajeros compartido circulará y así se podrá analizar su tecnología, sus usos potenciales a nivel nacional, requerimientos y reglamentaciones necesarias para que funcione.

El vehículo será tipo Shuttle (lanzadera) o van (furgoneta) de transporte compartido con capacidad para 6 personas sentadas y 6 de pie.

Las palabras de la ministra de transportes han sido favorables a este proyecto porque hará que el país esté “a la vanguardia tecnológica y conocer el futuro del transporte. Vamos a recoger la información para análisis de Big Data asociado a la operación y planificar el despliegue de la red de telecomunicaciones que sea necesario”.

Añadió además su agradecimiento al presidente del BID y a todo su equipo “que ha trabajado con los profesionales del MTT para implementar esta tecnología”.

Esta tecnología, según la ministra Hutt, es perfecta para ser utilizada en la industria minera o para trabajos como el aeroportuario o de tipo logístico.

 

Prueba práctica

El presidente del Banco Interamericano declaró que “Chile es de los pocos países de Latinoamérica que siempre está en la vanguardia de todos los temas internacionales y siempre es el país que quiere probar dónde está la frontera del conocimiento. Éste vehículo es amable para las personas y las mantendrá totalmente conectadas, con wifi y servicios que permitirán que sigan teniendo la mejor productividad”.

La prueba se llevará a cabo durante 3 meses y el vehículo circulará en un circuito cerrado que está en definición. En septiembre iniciará su andadura y el importe relacionado con esta prueba piloto es de US$320 mil que cubrirá el BID.

Para que el vehículo funcione de manera autónoma, dispone de un sistema GPS de alta definición y cuenta con sensores tipo lidar que reconocen actividad en un radio de 18 metros.

 

Fuente: La tercera. Pulso

X