Tráfico premiará con dos puntos del carné estos cursos, que no deben confundirse con los de recuperación de puntos

 

Curso de conducción segura

La Dirección General de Tráfico ha hecho hincapié siempre en que, en el momento en que se formara el nuevo Gobierno, activaría los proyectos legales que habían estado parados los últimos meses. Una de las medidas que el director de Tráfico, Pere Navarro, quiere implantar es la reglamentación de los cursos de reciclaje de conductores, tanto de motos como de automóviles; estos cursos serán premiados con dos puntos con el objetivo de mejorar la seguridad vial y disminuir el número de accidentes de tráfico.

Hasta el momento, han sido las asociaciones, clubes de conductores, aseguradoras, marcas de coches o empresas de renting, entre otras organizaciones, las que habían estado ofreciendo formación de “conducción segura” que, poco a poco, han ido ganando reconocimiento.

Con la reforma de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad Vial de 2015 lo que se pretende es proporcionar a estos cursos una entidad legal a través de reglamento y promoverlos con el premio de 2 puntos de saldo en el permiso para los conductores y motoristas que los realicen.

Asimismo, según queda establecido en el borrador de reforma de la Ley de Tráfico, con estos cursos también se les da una oportunidad a los conductores que, aunque no hayan cometido una infracción grave, quieran reciclarse, mejorar su conducción y hacerla más segura.

Lo que debe puntualizarse es que estos cursos no tienen relación con los cursos de recuperación de puntos actuales, denominados de “sensibilización y reeducación” y cuya finalidad es incurrir en el “comportamiento” de los conductores; en estos momentos, los cursos de sensibilización sirven para recuperar 6 puntos que, con la reforma de la ley, serán aumentados a 8. Si se han perdido todos los puntos del carné, estos cursos son totalmente obligatorios.

 

Cursos para moteros

Sin embargo, los cursos de “conducción segura” son voluntarios y su contenido será totalmente práctico y basado en las técnicas de conducción, tanto de moto como de turismo. Tráfico pactó con Anesdor, patronal de fabricantes de motos, algunas medidas para mejorar la seguridad de los motores en las que se incluían los cursos de conducción.

Como ya son diferentes organizaciones las que están impartiendo estos cursos, la Dirección General de Tráfico quiere que sus contenidos estén ordenados y concretamente en lo relativo a la calidad de los mismos. Esta es la razón por la que en el texto legal se matiza que la compensación de puntos por la superación de cursos de conducción segura “no será efectiva” hasta la regulación del sistema y su funcionamiento permita su aplicación.

 

Objetivos y temario

El propósito de estos cursos de conducción segura es la formación de los conductores en diversas técnicas que están orientadas en evitar accidentes, en que el conductor pueda solucionar situaciones de peligro en las que se vea involucrado, adoptar buenas prácticas en la conducción y el equipamiento y evitar también conductas de riesgo.

De este modo, tienen cabida cursos de conducción en condiciones extremas (nieve, lluvia, niebla…), en diferentes tipos de firma, técnicas para conducir de una forma más eficiente, consumir menos combustible y, de ese modo, contaminar menos.

Los cursos que se podrán realizar serán de diferentes clases, diferenciando entre los tipos de vehículos, haciendo mayor incidencia en las motos, pero también en los tipos de automóviles como furgonetas, industriales y profesionales; y de entorno, carretera o zona urbana.

Tanto el contenido de estos cursos como los requisitos para el mismo estarán establecidos por Orden del Ministerio del Interior; la duración mínima de esta formación deberá ser de 6 horas y estará incluida la formación teórica y la práctica. Además, estarán establecidos mecanismos de certificación y control que avalen que esta formación se está realizando según lo establecido en la Orden del Ministerio.

 

Cursos de sensibilización

Además de regularizar estos cursos de “conducción segura”, Tráfico también tiene otro proyecto entre manos: la modificación de los cursos de sensibilización actuales. Además de incrementar de 6 a 8 los puntos que pueden recuperarse con la asistencia a esta formación, obligatoria para los que han perdido todos los puntos del carné, la DGT ha preparado una Orden Ministerial para revisar su contenido, duración y requisitos para que sean actualizados.

Después de que los cursos de recuperación de puntos, creados por ley en 2005, hayan cumplido 15 años, su creador, Pere Navarro, ha pensado que el momento de su revisión ya ha llegado.

La finalidad de que sean revisados es dar a estos cursos un contenido más práctico y participativo porque se incrementaría la intervención del psicólogo-formador, se centrarían específicamente en las carencias en seguridad vial de los conductores según las infracciones cometidas y se irían actualizando, añadiendo o fomentando temas que se han ido manifestando a lo largo de estos años y que se consideren muy relevantes para la seguridad vial.

 

Fuente: el Economista