Nuestro almacén a partir de hoy día 30 permanecerá cerrado atendiendo a la nueva restricción por parte del Gobierno del cese de actividades no esenciales debido a la situación que atravesamos, por lo que no se realizarán envíos hasta mínimo el próximo 13 de abril por lo que el e-commerce queda sin servicio hasta entonces.

Nuestros equipos se encuentran tele trabajando, puedes contactar con nosotros en el 91 665 80 08. #QuédateEnCasa #TodoVaASalirBien

CONTACTAR

WTLP.

Este método de medición de consumo y emisiones será obligatorio en todos los coches a partir de Septiembre.

 

El sistema WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures en inglés), que en la traducción al español alude a los procedimientos de pruebas de vehículos ligeros coordinados a nivel mundial, entrará en vigor el 1 de septiembre.

 

El WLTP es un nuevo protocolo que mide los consumos y las emisiones de los vehículos. En 2017 ya fue introducido este sistema de medición para los vehículos nuevos, pero a partir de este año entrará en vigor para todos los vehículos.

 

Antigua Normativa.

 

El NEDC (Nuevo Ciclo de Conducción Europeo) era la normativa que se utilizaba desde 1990 y con la que se calculaban las emisiones y consumos.

 

Este sistema realiza la medición de dos fases de conducción con una velocidad de 34 km/h y de 120 km/h en un recorrido de 11 kilómetros en 20 minutos. Pero esta medición ha quedado obsoleta.

 

En la actualidad, la CEPE (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa) ha instaurado el WLTP para que los usuarios sepan cuál es el consumo real del vehículo que quieren comprar.

 

Con esta nueva normativa, las pruebas que deben superar los vehículos son más rigurosas y también más realistas porque reproducen situaciones más reales como aceleraciones y deceleraciones que son más bruscas que con el NEDC.

 

La prueba consiste en 30 minutos de recorrido de 23,2 kilómetros y consta de 4 fases. La velocidad media es de 46,5 km/h y la máxima es de 131 km/h.

 

La finalidad primordial del WLTP es que el resultado de la prueba sea parecido a la realidad del uso de los vehículos.

 

Asimismo, a causa de la importancia de los niveles de CO2, se quiere alcanzar la igualdad de condiciones en el mercado automovilístico a nivel mundial.

 

Las mediciones de CO2 obtenidas en las pruebas de WLTP se incluirán en los certificados de los vehículos, de este modo se verificará si el fabricante acata los niveles de CO2 marcados por la Unión Europea.

 

Fuente: 20 Minutos