Casi la mitad de las 220 personas que murieron este verano en vías interurbanas eran peatones, motoristas y ciclistas

 

Descenso de fallecidos

Estos números nunca pueden considerarse buenos sino “menos malos”: durante los meses de julio y agosto han fallecido en accidente de tráfico 220 personas.

Esta es la cifra más baja desde que se tiene registro (en 2014). En agosto se contabilizaron 101 fallecidos, dato que significa el mes de agosto con menos siniestralidad desde que se tienen registros (1993). Estos datos fueron expuestos por Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, durante la presentación del dispositivo de seguridad que se desplegó este verano.

 

Datos agosto 2019

Esta información adquiere mayor importancia al ser agosto el mes con mayor número de desplazamientos en la red interurbana: 47,8 millones de personas según datos de la DGT (Dirección General de Tráfico). Los días 1 y 12 de agosto no se registró ninguna muerte. Aunque este haya sido el verano con menos siniestralidad, el ministro del Interior ha subrayado la necesidad de continuar con la concienciación de los ciudadanos para que no consuman alcohol y drogas al volante. Ha recordado las cifras de 2018 en las que un importante número de fallecidos contaban con altas tasas de alcohol (24% de 1.180), así que “no se trata de una copa de más. Todas las copas están de más”.

El mayor número de accidentes se dieron durante las tardes (de 14 a 20h) y las personas superaban los 45 años. Según Grande-Marlaska, este dato se explica por el consumo de bebidas alcohólicas durante la comida. Durante el operativo de este verano se ha realizado grandes esfuerzos para instalar 28 nuevos radares y realizar 1,1 millones de pruebas de alcoholemia.

Las carreteras convencionales continúan siendo los tramos más peligrosos. Un 70% de los accidentes mortales (154) se dieron en esas vías, a pesar de la reducción del límite de velocidad, el pasado mes de enero, de 100 a 90 kilómetros por hora.

 

Usuarios vulnerables

Las cifras confirman el descenso excepto en un demográfico: los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas). Durante julio y agosto, este colectivo representó cuatro de cada diez muertes. Y este dato es aún mayor en los cascos urbanos: 80% de los fallecidos.

número de fallecidos
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Entre estos usuarios vulnerables, los más accidentados han sido los motoristas, registrando 62 muertes. El ministro del Interior ha pedido “no criminalizarles” porque uno de cada dos siniestros mortales ocurrió por culpa de un automovilista y no de los conductores de motocicletas. La DGT, para enfrentarse a esta estadística, está llevando a cabo pruebas para instalar airbags en estos vehículos.

 

Fuente: El País