La celebración de la COP25 ha sido especialmente transcendente porque es la última reunión antes de que el Acuerdo de París esté en plena vigencia en 2020

 

COP25

Madrid ha acogido la celebración de la 25 edición de la Cumbre del Clima. Se ha celebrado del 2 al 13 de diciembre y desde la Confederación de Transporte en Autobús (Confebús) quieren hacer hincapié sobre el hecho que el autobús es una de las formas de transporte menos contaminantes que existe. En términos de CO2, un pasajero tanto de automóvil como de avión contamina 2,4 veces más que un pasajero de autobús, por viajero y kilómetro recorrido.

Asimismo, el autobús es el modo de transporte terrestre que realiza menos emisiones de CO2, después del tren; de los medios de transporte colectivos, es el que menos gases de efecto invernadero genera y es 3,7 veces menos contaminante que el avión, 5,5 veces menos que el automóvil y un 13% menos que el tren.

 

Movilidad sostenible

La Cumbre del Clima que acaba de celebrarse ha sido especialmente trascendente porque es la última reunión para hacer efectivo el Acuerdo de París firmado en 2015, pensado como el primer pacto mundial vinculante en defensa del clima del planeta, que debería estar en plena vigencia en enero de 2020.

De esta forma, el objetivo de la COP 25 ha sido conseguir un acuerdo en el que se instauren obligaciones para la totalidad de las naciones implicadas para luchar contra el cambio climático. Específicamente, lo que se persigue es ultimar las reglas necesarias para implementar el Acuerdo de París en 2020, año en el que finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto.

Una de las principales fuentes de contaminación del medioambiente es el transporte, además representa casi ¼ de las emisiones de dióxido de carbono. Aumentar el uso del autobús haría que se redujera de forma drástica los problemas de congestión urbana y también interurbana porque cada uno de los vehículos de transporte colectivo reemplaza a una media de 20 turismos.

Mientras que un autobús emite 28,4 gramos de CO2 por viajero y kilómetro recorrido, cada coche particular emite 157,5 gramos.

 

Fuente: Autobuses y Autocares