Esta modalidad podría ayudar con efectividad a reducir las emisiones contaminantes y colaborar también con la mayor competitividad de la oferta turística

 

Día Mundial del Turismo

El pasado 27 de septiembre se celebró el Día Mundial del Turismo; coincidiendo con esa fecha, la Confederación de Transporte en Autobús (Confebús) ha destacado las cualidades de uno de los segmentos de transporte en autobús que, tradicionalmente, cuenta con menos atención (posiblemente porque no se encuentra regulado): el transporte turístico.

Durante el pasado mes de julio, esta modalidad del transporte público se incrementó un 7% en relación al mismo mes del año anterior, sobrepasando los 22 millones de viajeros, tal como señalan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La patronal incide en la gran importancia estratégica de esta modalidad por la conexión, entre otras actividades, con el sector turístico, que es la primera industria del país.

 

Transporte discrecional en autobús

De esta manera, el fomento del transporte turístico en autobús podría ayudar de una forma muy efectiva a cumplir las metas de política pública de reducción de emisiones y contribuir en una mayor competitividad de la oferta turística.

Entre las disposiciones que se han propuesto para su impulso está la incorporación de sistemas de clasificación armonizados que posibiliten el establecimiento de una clasificación por vehículos en función de las prestaciones que ofrezcan y de los niveles de seguridad, confort y calidad que tengan; también el establecimiento de un marco común para que las autoridades locales y municipales desarrollen de manera coordinada la contribución del autobús al turismo, economía y desarrollo sostenible de las ciudades. Y la reducción de barreras en el mercado interior para los servicios internacionales.

Asimismo, la Confederación exige infraestructuras auxiliares específicas en espacios adyacentes a las principales estaciones de tren, puertos o aeropuertos; además de una flexibilización de la normativa social, respetando los máximos estándares de salud, seguridad en el trabajo y calidad de vida.

 

Fuente: Autobuses y autocares