Esta es una de las medidas del plan de choque que prevé reducir en 90.000 los exámenes prácticos

 

Reducción de los exámenes prácticos

Pere Navarro, director general de Tráfico, ha propuesto que los guardias civiles de Tráfico que pasen a la reserva puedan ejercer, a partir de 2020, de examinadores del carné. Esta medida pertenece al plan de choque que tiene previsto la reducción de 90.000 exámenes prácticos que todavía están pendientes después de dos años de conflicto laboral en el sector.

Murcia ha acogido la reunión que anualmente celebran los directivos de la DGT (Dirección General de Tráfico) y los jefes provinciales de Tráfico; en ella, el director de Tráfico ha hecho hincapié en que hay que “aprovechar” la “larga” experiencia de los agentes que pasan a la reserva.

Asimismo, Pere Navarro ha afirmado que los agentes de la Sección de Tráfico se encuentran realizando pruebas con varios modelos de airbag para motoristas, cuyo precio se ha visto reducido, y que ha sido mejorado técnicamente. Ha señalado que, en el momento en que sean implantados en la Guardia Civil, se convertirán en la “mejor promoción” para que se normalice entre el resto de motoristas.

 

Plan de choque

El representante de Tráfico, en relación al plan de choque, ha valorado que, entre el 30 de septiembre de este año y el 1 de julio de 2020, la bolsa de exámenes prácticos pendientes se habrá reducido: de los 300.000 actuales a 210.000. Añadiendo que, en julio del próximo año, la situación estará regularizada.

Para conseguirlo, se realizará una inversión de 900.000 euros en las horas extras de los examinadores; también se convocarán 100 plazas en la oferta de empleo público de 2020 para examinadores; se ampliará en 20 plazas el personal itinerante para zonas con mayor demanda y además se llevarán a cabo pruebas fuera del horario habitual, tanto por la tarde como algunos fines de semana.

 

Cambios en el tráfico urbano

Por otro lado, Pere Navarro ha insistido en los cambios que se están produciendo en el tráfico urbano y ha puesto como ejemplo que las políticas de restricción del uso del vehículo de cuatro ruedas está desencadenando el incremento de motocicletas y ciclomotores.

También ha declarado que la distribución urbana de mercancías es un tema primordial en la movilidad y ha puesto como ejemplo el pasado “Black Friday” cuya previsión era de 8.900 vehículos de transporte más para repartir 80 millones de paquetes en España.

La DGT también estudia la posibilidad de que el permiso de conducir, la ficha técnica del vehículo y el certificado de la ITV (Inspección Técnica del Vehículo) puedan llevarse en el móvil, sin ninguna necesidad de llevar estos documentos físicamente.

En relación a la llegada de las fiestas navideñas, el director ha lamentado que estos días “suenan a alcohol” y que es “incompatible” con la conducción. Ha recordado que el 24% de los conductores que fallecieron el año pasado presentaban altas tasas de alcohol en sangre cuando se les realizó la autopsia.

 

Fuente: La Vanguardia