El análisis de las capitales de provincia españolas se ha realizado en base a seis dimensiones

 

Índice de Movilidad Sostenible

El Primer Índice de Movilidad Sostenible que se lleva a cabo en España es el IMSECE 2020. Este estudio ha contado con la participación de diversas entidades, como la DGT (Dirección General de Tráfico), y a través de él se ha detectado que el avance en movilidad sostenible en las ciudades es de un 48,96%; porcentaje que señala lo necesario que es duplicar el esfuerzo general.

El IMSECE ha valorado los sistemas de movilidad de las 52 capitales de provincias españolas y ha organizado su comprensión y análisis gracias a seis dimensiones:

  1. estructura física del territorio,
  2. oferta de servicios de movilidad,
  3. demanda de servicios de movilidad,
  4. salud y seguridad,
  5. sostenibilidad ambiental,
  6. gestión y gobernanza.

De estas seis dimensiones, los creadores del trabajo subrayan la dimensión de sostenibilidad ambiental y la demanda de servicios de movilidad porque son pilares de una movilidad sostenible que tenga como eje al ciudadano”.

Destacan también que el Índice de Movilidad Sostenible 2020 es un estudio transversal que integra diversas perspectivas: género, accesibilidad, asequibilidad, inclusión y cohesión social con la finalidad de comprender el fenómeno de la movilidad en toda su complejidad y extensión.

 

Las capitales que destacan

Las ciudades que están en las primeras posiciones son las capitales del País Vasco y Cataluña. Vitoria-Gasteiz es la ciudad más destacada en sostenibilidad ambiental (dimensión 5 del estudio), seguida de Burgos y Girona.

Zaragoza está en el primer puesto en gestión y gobernanza (dimensión 6), seguida de Barcelona y Bilbao. La primera posición en relación a movilidad accesible es para Girona, Pamplona y Vitoria ocupan los siguientes puestos.

En oferta de servicios de movilidad (dimensión 2), el orden de los primeros puestos es para Bilbao, Zaragoza y Barcelona. Santander ocupa la primera posición en salud y seguridad (dimensión 4), le siguen Las Palmas de Gran Canaria y Zamora. Las mejores capitales en estructura física del territorio (dimensión 1) son Girona, Barcelona y Sevilla; la capital de España únicamente aparece bien clasificada, en el puesto 4, en esta última dimensión.

 

¿Qué queda pendiente?

Las capitales que han sido estudiadas están dando pasos importantes dentro del proceso de consolidación de una movilidad sostenible. No obstante, la ciudad con mejor desempeño del índice únicamente tiene una puntuación de 58,1 sobre 100; la puntuación de la ciudad con menor desempeño es 35,7%, haciendo que la media sea del 48,96%.

En términos generales, las capitales de provincias españolas analizadas tienen un mejor rendimiento en la dimensión “gestión y gobernanza”. Aunque, con algunos rezagados, la regulación actual parece incorporar paulatinamente aspectos que reglamentan las nuevas formas de desplazamiento.

Un elemento que todavía se encuentra muy limitado es el fortalecimiento de sistemas integrados de transporte público cuyo parque vehicular haya hecho el cambio a energías limpias. En términos de accesibilidad, las ciudades todavía tienen un margen amplio de mejora. El rendimiento medio del conjunto de las ciudades evaluadas en este ámbito es del 55,8%.

 

Barómetro de Satisfacción de los Servicios Urbanos

El OSUR (Barómetro de Satisfacción de Servicios Urbanos) es otro informe que se ha encargado de analizar la valoración de satisfacción y la percepción de eficiencia de los servicios urbanos prestados por los ayuntamientos de 30 poblaciones españolas. Los servicios analizados han sido la limpieza, el agua, la iluminación o el transporte. En la muestra se han contemplado residentes en las 30 poblaciones con mayor número de habitantes del país y que se corresponden con 13 comunidades autónomas. Un total de 5 500 personas, entre 18 y 79 años, encuestadas entre febrero y marzo de 2019.

La ciudad que está más satisfecha con sus servicios públicos municipales es Bilbao, con un 80% de satisfacción. El transporte público ha obtenido la mejor puntuación de la muestra analizada con un 79% de aceptación; la media nacional está en un 57%.

Lo que más se aprecia es la frecuencia horaria del metro, metro ligero y tranvía, con un 85%; les sigue el estado de limpieza y conservación de los vehículos, con un 84% de aceptación.

Una de las pocas ciudades que está aprobada en los cinco servicios analizados es Oviedo, el transporte público tiene un 54% de aceptación, cifra que se incrementa un 2% en relación al año pasado, pero que está 3 puntos por debajo de la media nacional.

En la comparativa de las 30 poblaciones españolas, el transporte público es el segundo servicio por orden de valoración, con un 65% de satisfacción, un 7% menos que el año anterior y 8 puntos por encima de la media nacional que está en el 57%.

 

Fuente: Revista DGT (Dirección General de Tráfico)