Para 2020, Volvo dejará de fabricar vehículos que circulen por encima de los 180 km/h

 

Velocidad

Cuando se produce un accidente en la carretera, una de las causas principales de éste es la velocidad. Así, podemos encontrar motoristas que pierden la vida en las carreteras, ciclistas que son atropellados y miles de personas que mueren a causa del exceso de velocidad.

Pere Navarro, director de la DGT (Dirección General de Tráfico) ha pensado sobre la razón de fabricar coches que puedan superar los 300 kilómetros por hora cuando la velocidad máxima está en 120 km/h.

Algunas voces se alzan partidarias de esta potencia en los coches porque creen que los vehículos deben tener una gran potencia para llevar a cabo algunas maniobras en la carretera como los adelantamientos; pero otras opinan que, para rebasar, no se necesita tanta potencia.

Los expertos afirman que aquellos conductores que adquieren coches de alta gama tienen poca conciencia acerca de los peligros que tienen la carretera”. Además, recomiendan que los infractores o conductores más jóvenes no puedan hacerse con vehículos de estas características.

 

Limitar la velocidad

Desde Volvo llega el compromiso de limitar la velocidad de todos sus modelos para 2020, esto significa que dejarán de fabricar vehículos que circulen por encima de los 180 kilómetros por hora. Superando esa velocidad, los sistemas de seguridad dejan de ser necesarios.

La Unión Europea se inclina por aquellos sistemas de velocidad inteligentes que avisan al conductor de sus excesos. No obstante, estos métodos cuentan con inconvenientes porque los conductores pueden decidir cuándo desconectarlos y, por lo tanto, desatender las indicaciones y correr grandes riesgos en la carretera.

 

Fuente: Informativos Telecinco