Nuestro almacén a partir de hoy día 30 permanecerá cerrado atendiendo a la nueva restricción por parte del Gobierno del cese de actividades no esenciales debido a la situación que atravesamos, por lo que no se realizarán envíos hasta mínimo el próximo 13 de abril por lo que el e-commerce queda sin servicio hasta entonces.

Nuestros equipos se encuentran tele trabajando, puedes contactar con nosotros en el 91 665 80 08. #QuédateEnCasa #TodoVaASalirBien

CONTACTAR

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

El protocolo PAS facilita la actuación de los conductores cuando se encuentran en una situación de rescate

 

Uno de los principales problemas de este siglo continúan siendo los accidentes de tráfico. A pesar de los modos que tenemos para evitarlos y de que el RACE (Real Automóvil Club de España) nos indique cuáles son las medidas pertinentes para sortearlos, es muy importante la toma de decisiones cuando el siniestro ya ha tenido lugar.

 

Tras un accidente de tráfico, los primeros minutos son básicos para salvar a las víctimas. De hecho, son tan importantes que en el Código Penal queda establecido como obligatorio que cualquier ciudadano atienda a un herido siempre que esté implicado en un accidente, sea testigo del mismo o tenga conocimiento de él. Asimismo, la Ley de Tráfico intensifica este principio al considerar muy grave el delito de omisión de socorro, es decir, no socorrer a las víctimas que necesiten ayuda en un accidente de tráfico cuando estemos en condiciones de hacerlo.

 

Según los expertos, los primeros 60 minutos después de un accidente de tráfico son básicos para ayudar a las víctimas. A pesar de ser un motivo de peso para prestar ayuda a las víctimas de un accidente desde el primer momento, el ciudadano también puede encontrarse en un momento de estrés y de confusión.

 

Por esta razón, existe un protocolo que facilita la actuación a los conductores que se vean inmersos en una situación de este tipo. Es la denominada conducta PAS, que debe su nombre a las palabras Proteger, Avisar y Socorrer que son los pasos que se han de seguir si se ha sido testigo de un accidente de tráfico.

 

Lo primero que se debe hacer es proteger el lugar en el que se ha producido el siniestro. El propósito es impedir que se produzcan otros accidentes, de manera que se ha de señalizar el paso a los otros vehículos. Es muy importante tener en cuenta la seguridad de uno mismo y la de las víctimas del accidente.

 

El siguiente paso es avisar a los servicios de emergencia a través del número de teléfono 112. Se les debe dar información de todo lo que se conozca sobre el accidente: la situación exacta en el que se ha producido o el estado en que se encuentran los accidentados.

 

El último paso del protocolo PAS es el de socorrer a los heridos. Pueden encontrarse en situaciones muy diversas y las heridas también pueden ser de diferente consideración que se debe saber cómo tratarlas. Las hemorragias y los problemas respiratorios a causa de obstrucción de las vías, por ejemplo, son las causas principales de muerte tras el accidente, en los primeros minutos. Por este motivo, es recomendable tener conocimiento de técnicas de primeros auxilios básicos, impartidas por profesionales del sector, para contener hemorragias o liberar vías aéreas.

 

Según el RACE, si todos los usuarios conocieran estas técnicas, “podríamos evitar un importante número de muertos antes de la llegada de los servicios sanitarios de emergencia”.

 

Fuente: lavanguardia.com