Ministros de Transporte de Bulgaria, Rumanía, Polonia, Hungría, Letonia y Lituania insisten en rechazar la obligación de que los camiones deban volver a su país de origen cada cuatro semanas

 

Contenido Paquete Movilidad

Tal como ha estado anunciando la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), la tramitación del nuevo Paquete Legislativo de Movilidad en el entorno de la Unión Europea continúa estando en continua lucha entre los países de Europa del Este y los países occidentales, a pesar de que su aprobación definitiva se concluirá en los próximos meses.

Recordemos que el nuevo Paquete Legislativo de Movilidad introduce modificaciones muy significativas en materia de desplazamiento de trabajadores (salario mínimo), de acceso al mercado y también en relación a los tiempos de conducción y descanso.

 

Modificación

En una nueva acometida de los países del Este de Europa contra este Paquete de Movilidad, los ministros de Transporte de Bulgaria, Rumanía, Polonia, Hungría, Letonia y Lituania han redactado una carta conjunta que ha sido enviada a los presidentes de la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeos para intentar alterar el contenido de este Paquete Legislativo.

Esta modificación se quiere realizar porque consideran que el contenido del Paquete de Movilidad es contrario a los objetivos que en su momento la Comisión Europea promovió, que el texto definitivo ha estado sometido a una rigurosa presión y no ha contado con un estudio de impacto sobre las consecuencias de su aplicación.

Según el parecer de los ministros que suscriben la misiva, “las medidas deberían ser realistas, proporcionadas y no discriminatorias así como preservar la competitividad del sector del transporte por carretera, no poniendo en peor posición a nuestras empresas que las empresas de terceros países”.

Además, creen que las medidas que han sido aprobadas van en contra del objetivo de lucha contra el cambio climático, “en especial la que obliga a retornar periódicamente al Estado miembro de establecimiento así como las nuevas restricciones a las operaciones de cabotaje que incrementarán el número de operaciones en vacío de los camiones, generando adicionalmente 100 000 toneladas de CO2 anualmente”. Y también consideran que la clasificación constituida para las operaciones de transporte en función de la aplicación o no de la regulación sobre trabajadores desplazados, “va en contra de las libertades básicas y tendrá un impacto negativo en el Mercado único”.

 

Realidad del transporte en Europa

No obstante, este posicionamiento como “víctima” planteado por los representantes de los países del Este de Europa difiere de la realidad del transporte por carretera en la UE, que prácticamente ha copado el mercado del transporte internacional en el último decenio en perjuicio de las flotas de los países occidentales.

De esta forma, desde el momento en que la UE se amplió al Este de Europa, en 2014 y que supuso la entrada de 10 países orientales en el club europeo, el crecimiento de sus flotas de transporte ha sido muy llamativo. Según datos del Eurostat (Oficina de Estadística de la Unión Europea), el aumento en toneladas-kilómetros realizados por las flotas búlgaras en 10 años ha sido del 164%, y del 54% por las rumanas; este dato desentona frente a la gran caída de las flotas francesas e italianas, en más de un 51%, de las empresas alemanas, un 40%, y de las españolas, un 1%.

De ahí que el Paquete de Movilidad, opuestamente a lo expuesto por los dirigentes que rubrican la carta, busque el establecimiento de unas reglas de mercado imparciales y leales, que acaben con el dumping social actual, además de eliminar el fenómeno de las empresas deslocalizadas cuya competitividad está basada únicamente en la obtención de menores costes laborales y fiscales para el desarrollo de su actividad.

De todas formas, se deberá esperar a la aprobación definitiva del contenido del Paquete de Movilidad en el centro de la negociación interinstitucional en el seno del Trílogo (Parlamento, Consejo y Comisión), iniciado hace unas semanas y que probablemente concluirá antes de que acabe el año.

 

Fuente: Fenadismer