Según Conetrans, los obstáculos que encuentra el sector sirven para endurecer posiciones

 

Problemas del transporte

La semana pasada Conetrans (Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera) celebró en Madrid su última asamblea general.

Durante el evento se reeligió a Carmelo González como presidente para cuatro años más y se presentó la vuelta a primera línea de actuación de la CETM (Confederación Española de Transporte de Mercancías) de Ovidio de la Roza.

Durante la asamblea, el presidente repasó los problemas del transporte  y que, según su opinión, “son los mismos desde hace años”, pero que pone a los transportistas en “una situación cada vez más delicada”.

Esta situación se va acrecentando debido al momento de inquietud política que vive España y que hace que “la paciencia se esté agotando”.

 

 

Esfuerzos para el sector

Ante esta situación, el representante de la Confederación ha notificado que “vamos a ser duros, porque los retos del momento requieren que nos pongamos las pilas”.

No obstante, el fortalecimiento de la postura negociadora de la primera organización empresarial del transporte de mercancías de España puede estar en armonía con una política que extienda la mano y que sabe apreciar “la disponibilidad que muestra la Dirección General de Transporte Terrestre”.

Para Carmelo González, el transporte constituye un “sector lo suficientemente importante para que se nos dediquen más esfuerzos”, motivo por el cual solicita la creación de un Ministerio de Transporte.

En relación a los problemas a los que se enfrenta el sector desde hace mucho tiempo, el presidente de la Confederación quiso hacer una mención especial a los desvíos obligatorios, para los que solicitó el “máximo descuento”. Esto quiere decir el 100%, a pesar de que también admitió que en el futuro terminaremos pagando por utilizar las infraestructuras.

 

 

Sobre las 44 toneladas

Por lo que respecta al asunto de las 44 toneladas, el presidente sostuvo que espera continuar tenido a Fomento “de nuestro lado”, pero a la vez ha reiterado la necesidad de acabar con el pacto en contrario en los contratos de transporte.

De la misma manera, ha exigido la ayuda de los sindicatos para impedir que el registro de las jornadas menoscabe la actividad de las empresas; en relación al ROTT ha ratificado su intención de impugnarlo.

Por otra parte, también ha mencionado la negociación del III Acuerdo General, que acaba de iniciarse, y que abre otro frente para el sector.

Como representante del ministerio de Fomento, la directora general de Transporte Terrestre, Mercedes Gómez, ha comunicado el envío de una carta al Comité Nacional en la que le informa de la situación de los doce puntos que fueron solicitados por el Comité el pasado diciembre.

A la vez ha explicado que el ministerio mantendrá un “diálogo abierto y constructivo para alcanzar condiciones equilibradas”. En ningún momento hizo mención de la eliminación del pacto en contrario en su exposición de los aspectos mercantiles que existen en la negociación.

 

Fuente: Cadena de suministro