Además de mejorar las condiciones de seguridad vial, los cruces seguros fomentan la accesibilidad universal

 

Cruces seguros

En 2019, el Gobierno de la Ciudad de México realizó una inversión de 300 millones de pesos para crear 117 cruces seguros en la capital. Para este proyecto contó con la participación de la SSC (Secretaría de Seguridad Ciudadana), la Semovi (Secretaría de Movilidad) y la Sobse (Secretaría de Obras y Servicios).

Durante este año, el Gobierno piensa intervenir el mismo número de intersecciones con el propósito de mejorar las condiciones de seguridad vial para los usuarios además de fomentar la accesibilidad universal para los discapacitados motrices, visuales y/o auditivos, entre otros.

 

Trabajo previo

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó durante la inauguración de una intersección segura que se contabilizó el número de vehículos y de personas que pasan cada cierto tiempo por un lugar determinado; se incluye en este conteo vehículos privados, transporte público, bicicletas y peatones. A partir de aquí, se configuró en un ordenador, con modelos especiales, cuál era el mejor diseño para que todos los módulos de transporte pudieran trabajar de la mejor forma y con el cometido de proteger a los peatones.

La mandataria declaró en relación a ese cruce que “aquí en Buenavista es la mejor manera de indicar que éste es nuestro proyecto, que es Movilidad Integrada; aquí se ve el Metrobús, se ve el Metro, se ve el transporte público concesionado, se ven las bicicletas, se ven los peatones”; este cruce es considerado uno de los más conflictivos de la Ciudad de México a causa de la complejidad del paso del Metrobús, los automóviles y los peatones.

También subrayó que “en este cruce antes de estas adecuaciones viales, en realidad era un cruce muy peligroso para todos, para el peatón, para el transporte público, para todos aquellos que pasaban por este lugar, inclusive, con esta forma de intervención se mejora la seguridad pública también, porque se permite que haya mucho más orden”.

 

Objetivo: reducir los accidentes de tráfico

El titular de la Semovi, Andrés Lajous, durante su intervención contó que los proyectos de las 117 intersecciones han tenido un método de trabajo muy bien detallado; en él la dependencia llevó a cabo un diagnóstico de las zonas donde más se contabilizaban accidentes de tráfico y más atropellos; una modelación de tráfico para ver la forma en que se podía adecuar, en términos también del flujo vehicular y la seguridad de los peatones.

Según Lajous, gracias a estas intersecciones se ha contabilizado una reducción del 30% en accidentes de tráfico y un 34% en atropellos. “Quiere decir que mejoramos la seguridad para todos los usuarios de la vía. Tenemos una reducción de los hechos de tránsito, pero en particular, tenemos una reducción en atropellamientos”.

 

Fuente: Megalópolis