Nuestro almacén a partir de hoy día 30 permanecerá cerrado atendiendo a la nueva restricción por parte del Gobierno del cese de actividades no esenciales debido a la situación que atravesamos, por lo que no se realizarán envíos hasta mínimo el próximo 13 de abril por lo que el e-commerce queda sin servicio hasta entonces.

Nuestros equipos se encuentran tele trabajando, puedes contactar con nosotros en el 91 665 80 08. #QuédateEnCasa #TodoVaASalirBien

CONTACTAR

El Centro capacitará a los conductores para canjear su licencia A por una E1

 

Licencia E1

Todos los conductores que trabajen en Uber, Cabify, Didi y cualquier otro servicio de App están obligados a obtener una licencia de tipo E1. Si quieren continuar trabajando en la Ciudad de México, deberán conseguir esta licencia antes del mes de noviembre.

La Semovi (Secretaría de Movilidad), con esta nueva regulación, quieren estar seguros de que los operadores de servicios privados que transportan pasajeros ejerzan su trabajo sin poner en riesgo la integridad de los usuarios de este servicio. Hasta el momento, los conductores que realizaban estos servicios habían desempeñado su trabajo sin tener que cumplir ningún tipo de requisito especial.

Según el director general de Licencias y Transporte Vehicular, Carlos Augusto Morales, “la medida está enfocada en la seguridad de los usuarios”.

 

Cenfes

Para conseguir su meta con la licencia E1, la Semovi exigirá que los conductores que quieran canjear su licencia de tipo A (para conducir vehículos particulares) se capaciten en Cenfes (Centro para el Fomento de la Educación y Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México).

Cenfes es una asociación civil que está especializada en profesionalizar el trabajo de taxista y operador de transporte concesionado.

El centro vio la luz en agosto del año 2018 como resultado de la unión de la UACM (Universidad Autónoma de la Ciudad de México) y la UAM (Universidad Autónoma Metropolitana).

Ese mismo año, Armando Quintero, titular entonces de Setravi (Secretaría de Transportes y Vialidades), habló con el rector de la UACM, Manuel Pérez Rocha, con la intención de hallar una solución para la falta de profesionalización de los operarios del transporte público.

Desde su creación, Cenfes trabaja junto a las dos Universidades; asimismo tiene un convenio de colaboración con la Semovi para confirmar las aptitudes de taxistas y camioneros con anterioridad a la obtención de los permisos del tipo B, C, D y E.

 

Funcionamiento

Según relata el coordinador de Investigación y Vinculación de Cenfes, Francisco García Olsina, este centro que fomenta la educación y la salud de los operarios del transporte público no cuenta con dinero de la autoridad ni de las universidades que ayudaron en su creación. Este hecho le permite tener mayor autonomía y también independencia.

Las personas que forman la plantilla del centro asciende a 100, aquí se incluye el personal administrativo, médicos, trabajadores del laboratorio y pedagogos especializados.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

La asociación, además del trabajo relativo a la capacitación, también realiza investigaciones sobre la vida de los conductores profesionales, cuáles son los principales problemas de salud relacionados con su trabajo y los retos a los que hacen frente. Con estas labores investigadoras se ha podido visibilizar al sector, “entrar a la discusión de política pública desde un enfoque más humano”, según relata el coordinador de investigación.

El trabajo que realiza Cenfes es mucho más relevante si consideramos que, según indica la Encuesta Origen Destino 2017, tan solo en Ciudad de México se realizan 17,3 millones de desplazamientos al día. Esta cifra puede duplicarse si se contabilizan los desplazamientos en la Zona Metropolitana del Valle de México. De cada 3 viajes realizados en la región, 2 son en algún transporte público.

 

Pruebas para conductores

El programa piloto a través del cual se evaluará a los conductores de transporte por aplicación ya ha sido preparado por Cenfes y está a la espera de que la Semovi ofrezca las directrices pertinentes. El programa constará de tres fases.

La primera es una evaluación médica integral donde podrá conocerse el estado de la salud de los conductores, además de la capacidad física que cuentan para poder realizar el transporte de pasajeros.

Se realizarán pruebas de laboratorio y también psicométricas para ver el estado de salud general de los aspirantes. Con esos exámenes podrán detectarse factores de riesgo y, en caso de ser necesario, recomendar un seguimiento profesional.

Si se descubre algún problema de salud restrictivo, la persona que realice la prueba tendrá que ir con otro médico de su confianza para continuar un tratamiento y presentar con posterioridad evidencia de que lo está siguiendo.

Los facultativos de la organización están especializados en el sector y reconocen las dolencias asociadas al trabajo en el transporte público. Entre ellas el cansancio crónico, las varices y las hemorroides.

El examen toxicológico también forma parte de esta evaluación médica. Si un aspirante diera positivo en alguna sustancia, el proceso finalizaría y no podría volver a presentarse en seis meses. Además, debería presentar justificante de asistencia a algún centro de atención a las adicciones.

 

Final del proceso

En esta fase se realiza una capacitación de 14 horas donde se revisa la normativa vial, las reglas de seguridad e información que son útiles para el conductor. La violencia de género y cómo evitar comportamientos violentos son contenidos sobre los que también se recibe formación.

Para finalizar se lleva a cabo una prueba de habilidad en una pista de pruebas con el vehículo del conductor. Lo que se valora durante este examen es la capacidad para estacionar, la reacción del conductor ante peatones y otros obstáculos.

 

Canjear licencia

Si se confirma tener las aptitudes suficientes en las tres fases de la capacitación, Cenfes expedirá una constancia para que el conductor la presente en la Semovi y puede realizar el canje de su licencia. En caso contrario, deberá trabajarse con el operador aquellos aspectos susceptibles de mejora.

Tal como indica Francisco García Olsina, “nosotros no somos una institución que sanciona porque eso solo abre la puerta a que la gente vea quién le resuelve el problema. Nuestra misión es profesionalizar la labor de este sector y ayudarlos a mejorar”.

El centro comunica una reducción de los accidentes viales de los conductores antes y después de su capacitación en Cenfes, se muestra un incremento de 10 puntos porcentuales entre los conductores que registraron no haber tenido ningún incidente.

 

Resultados positivos

El promedio de personas atendidas diariamente en el centro es de 150, no obstante sus instalaciones podrían acoger a 300 personas por día.

Esta es la razón por la cual un aumento de la demanda en los próximos meses, cuando la autoridad expida las directrices de su proceder, podría dar servicio con celeridad.

Ante la posibilidad de engaños que puedan sufrir los conductores, el coordinador de investigación “recomendaría a los conductores no tener miedo. Nosotros vamos a hacer las cosas lo más claras y fáciles posibles para ellos. Queremos darles herramientas para su profesionalización”.

 

Fuente: El Ceo