El director de la DGT cree que el futuro de la movilidad urbana está en los desplazamientos a pie por el envejecimiento de la población

 

Electrificación del transporte

Que el sector del automóvil se esté electrificando es un hecho que no tiene freno, entre diversos motivos por las demandas de las autoridades europeas en relación a las emisiones, sin omitir la necesidad de que sean reducidas como tema esencial en la lucha contra el cambio climático.

No obstante, en el mercado español, la introducción de los vehículos eléctricos continúa siendo secundaria, tal como evidencian las 7.470 unidades vendidas de enero a septiembre, según datos de GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios).

Esta cifra supone un porcentaje solo del 0,9% del total de las matriculaciones de turismos a pesar del gran crecimiento, del 111%, en relación al mismo período del año anterior. Asimismo, un 59% de estas unidades se asignaron al sector empresarial, con lo que resulta indiscutible que su calado entre los consumidores particulares es incluso inferior.

El proceso de descarbonización de la movilidad genera multitud de dudas, incertidumbres y retos, tantos que incluso Pere Navarro, el director general de Tráfico, ha puesto en duda los plazos sugeridos al respecto. Durante la celebración de un desayuno informativo en Madrid, el director de la DGT ha hablado sobre este asunto con gran contundencia: “Cometimos el error de vender un productor que no teníamos en la estantería. No tenemos dónde enchufarlo y su precio es carísimo. Nos equivocamos todos”.

 

Presente y futuro

Para el representante de la DGT es necesario “resolver la precariedad” laboral antes de recomendar a los usuarios “que compren un coche nuevo y además eléctrico”. En relación a esto, una de las claves para Navarro radica en la crear infraestructuras adecuadas: “Donde haría falta, en la ciudad y en los aparcamientos, es difícil enchufarlo. Sin embargo, el que vive fuera de las ciudades tiene más facilidad para hacerlo. Sin infraestructura de carga no hay coche eléctrico.

El futuro de la movilidad urbana, para el director general de Tráfico, es diferente del que se está proponiendo: “Lo que vienen son los desplazamientos a pie por el envejecimiento de la población. La gente mayor camina, así que habrá que dejar libres las aceras para poder hacerlo”.

 

Fuente: El motor. El País