Inspección de Transportes.

Fomento inspeccionará 450.000 tacógrafos de vehículos de transporte que supondrá 2.961.644 jornadas de trabajo de los conductores.

 

El pasado 28 de noviembre, se celebró en el Ministerio de Fomento una reunión con motivo de la presentación a las asociaciones nacionales de transportistas del Plan Nacional de Inspección para el sector del transporte por carretera previsto para el próximo 2019.

 

La Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, junto a los responsables de inspección de las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid y Aragón, se encargó de la presentación de este Plan.

 

La inspección de transportes por carretera de las empresas de transporte extranjeras que operan en España continuará durante el próximo año, en especial las empresas buzón.

 

Esta será la forma en que se cumpla la Directiva europea 22/2006 relativa a la aplicación de la legislación social sobre las actividades de transporte por carretera.

 

Ésta apremia a los Estados miembros a llevar a cabo controles orientados a las empresas clasificadas como de mayor riesgo.

 

Esta inspección lleva realizándose desde 2016 y cuenta con la colaboración de los cuerpos de inspección de otras Administraciones Públicas, pero será en 2019 cuando se vean reforzadas en colaboración con la Inspección de Trabajo, vigilando/inspeccionando tanto carreteras (vehículos pesados y ligeros) como empresas cargadoras, verificando que se cumple la normativa social y el cabotaje.

Además de la inspección, también se realizarán otras acciones de control que también se incluyen en el próximo Plan.

Nuevas acciones de control.

Entre ellas destacan las siguientes:

    • Siguen las inspecciones de las operaciones con origen o destino en grandes centros generadores o destinatarios de cargas como plataformas logísticas y zonas de carga de puertos marítimos, lugares de concentración de los mayores volúmenes de carga y descarga de mercancías.

 

    • Se llevará a cabo un control particular en las áreas de negocio de economía colaborativa online, especialmente en lo relacionado con plataformas de paquetería que, en vehículos varios, intermedian normalmente sin contar con autorización.

 

    • La Inspección de Transporte y de Trabajo intercambiarán formación con la intención de mejorar la coordinación.

 

    • Las nuevas tecnologías serán introducidas para mejorar la inspección (pago con tarjeta, tabletas de control, elementos de control de documentos de control electrónicos, entre otros).

 

    • También se realizará el control anual de los tiempos de conducción y descanso de la flota de unos 450.000 vehículos de transporte que en estos momentos, en España, tienen la obligación de llevar tacógrafo.
    • Como en la Directiva europea 2006/22 se exige a los Estados miembros la obligación de controlar, como mínimo, el 3% de las jornadas de trabajo, las autoridades de inspección españolas deberán revisar al menos 2.961.644 jornadas de trabajo de los conductores profesionales.
      De ellas, la mitad se tendrán que examinar en la sede de la empresa y el resto en carretera, concretamente 888.493 jornadas de trabajo.
    • Por regla general, el período que se tendrá que revisar en cada inspección a las empresas transportistas será de 45 días.

 

    • Con la intención de incrementar la eficiencia de la inspección en los posibles excesos de peso, se realizarán dos controles de larga duración contando con la participación de la Administración del Estado y las Comunidades Autónomas.

 

Próxima aprobación del Plan

Según las aportaciones que realicen las asociaciones de transportistas que forman el Comité Nacional de Transporte por Carretera y las sugerencias que planteen las Comunidades Autónomas y las Fuerzas de Vigilancia en carretera, en las próximas fechas se aprobará de forma definitiva el Plan Nacional de Inspección de Transporte por Carretera para 2019.

Fuente: Fenadismer