La inspección para el sector del transporte se centrará en las “empresas buzón”, entre otras cosas

 

Plan de Inspección 2020

El pasado viernes, 22 de noviembre, se celebró una reunión en la sede del Ministerio de Fomento en la que se presentó el Plan Nacional de Inspección para el sector del transporte por carretera para el 2020. Estaban presentes las asociaciones nacionales de transportistas, la Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre, a cargo de la cual estuvo la presentación del evento, y los responsables de inspección de las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña y Madrid.

Con este Plan, en 2020 se continuará con la inspección de transportes por carretera de aquellas empresas de transporte extranjeras que operan en España, centrándose en las empresas deslocalizadas que operan en nuestro país, denominadas de forma coloquial “empresas buzón”.

De esta manera se da cumplimiento a la Directiva europea 22/2006 relativa a la aplicación de la legislación social sobre las actividades de transporte por carretera, que exige a los Estados miembros a llevar a cabo controles dirigidos a las empresas clasificadas como de mayor riesgo. Las inspecciones ya se han estado realizando desde 2016, en colaboración con los cuerpos de inspección de otras Administraciones Públicas, fundamentalmente la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo.

 

Inspección a las empresas buzón

Las inspecciones realizadas a las empresas buzón se realizan en carretera donde se controla a los vehículos pesados y ligeros, pero también se llevan a cabo en las empresas cargadoras, ahí se comprueba que se cumple la normativa social y el cabotaje.

No obstante, la regulación normativa actual limita las posibilidades de control a estas empresas de modo que, desde la Inspección de Transportes, se confía en la cercana aprobación del Paquete legislativo europeo de movilidad. Este Paquete legislativo permitirá un control mucho más completo y eficaz hacia las empresas extranjeras deslocalizadas que operan en España.

Algunas acciones de control que están incluidas en el Plan del próximo año son las siguientes:

  • Continuar con las inspección de las operaciones cuyo origen o destino sean grandes centros generadores o destinatarios de cargas (plataformas logísticas y zonas de carga de puertos marítimos), lugares donde se aglutinan los mayores volúmenes de carga y descarga de mercancías.
  • Proseguir con el control sobre áreas de economía colaborativa online, específicamente en lo relativo a plataformas de paquetería que, en vehículos diversos, interceden normalmente sin estar autorizadas.
  • Según recoge el nuevo ROTT, aprobado el mes de febrero pasado, y como novedad, anualmente se controlará al menos un 25% de las empresas de transporte para comprobar la correcta contratación del gestor de transportes (denominado “capacitado” anteriormente).
  • Prosigue la introducción de las nuevas tecnologías para mejorar el trabajo de inspección: pago a través de tarjetas, tablet de control, elementos de comprobación de los documentos de control electrónicos y, como novedad, a partir del próximo año el control biométrico de los alumnos que asistan a los cursos CAP de conductores profesionales.
  • Un año más se realizará el control anual de los tiempos de conducción y descanso de una flota de aproximadamente 450.000 vehículos de transporte que están obligados en la actualidad en España a llevar tacógrafo. Como la Directiva europea 2006/22 obliga a los Estados miembros a controlar al menos el 3% de las jornadas de trabajo, en el caso de España, las autoridades de inspección deberán revisarse en 2020 como mínimo 3.008.502 jornadas laborales de los conductores profesionales; de estas jornadas, aproximadamente un 70% serán controladas en la sede de las empresas y el restante 30% (902.550 jornadas) en carretera. En cada inspección realizada a las empresas transportistas, el periodo a controlar será de 45 días por regla general.
  • Inspección a las cooperativas de trabajo asociado que actúan de manera irregular, en concreto, aquellas con socios que están incorrectamente dados de alta como transportistas en el censo fiscal y tributan por módulos.

Gracias a las contribuciones hechas por las asociaciones de transportistas miembros del Comité Nacional de Transporte por Carretera, las sugerencias que propongan las Comunidades Autónomas y las Fuerzas de Vigilancia en carretera, en unos días se procederá a la aprobación definitiva del Plan Nacional de Inspección de Transporte por Carretera para 2020.

 

Fuente: Fenadismer