Este proyecto, creado por la DGT, quiere repartir equitativa y proporcionadamente la capacidad de examen  y regular las capacidades de los centros de formación

 

Proyecto CAPA

Mª José Aparicio Sanchiz, subdirectora general de Tráfico, se reunió a principios de marzo con los representantes de las asociaciones de autoescuelas de Sevilla. Durante esa reunión se presentaron los puntos centrales de CAPA (Capacidad de las Pruebas de Aptitud).

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha creado el proyecto CAPA para llevar a cabo una distribución ecuánime y proporcionada de la capacidad de examen de las autoescuelas. También propone la regulación de las capacidades de estos centros de una forma mucho más objetiva.

 

 

Prueba en Sevilla

Tal como ha informado Tráfico, este proyecto se pondrá en funcionamiento en la provincia de Sevilla en unas semanas. La finalidad del ente es que se instaure de forma permanente unas semanas después de haber sido probado. Las autoescuelas y la Jefatura Provincial de Tráfico sevillana tendrán una reunión con la finalidad de empezar este simulacro.

 

 

Otras provincias

Asimismo, la DGT quiere instaurar una norma uniforme para la totalidad de las provincias españolas. De este modo su forma de implantación en el resto de Jefaturas será gradual. Sevilla será la tercera provincia que fije esta instrucción que se encuentra vigente en Bilbao y Zaragoza.

 

 

Asistentes a la reunión

La reunión mantenida en Sevilla estuvo presidida por Carlos Toscano, subdelegado de Gobierno en Sevilla; asistieron también Ana Luz Jiménez, jefa provincial de Tráfico, y las principales asociaciones de autoescuelas como Apaes (Asociación Provincial de Autoescuelas de Servilla), CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas), Agrupas (Agrupación Provincial de Autoescuelas de Sevilla) y Apacde.

 

 

Finalidad del nuevo sistema

Este nuevo sistema “permitirá una mayor organización de las autoescuelas”, según ha declarado el subdelegado del Gobierno, porque las fechas de los exámenes se podrán saber con la suficiente antelación y con un ritmo parametrizable.

La capacidad de examen entre las autoescuelas se distribuirá de forma equitativa y proporcional. Pero además, esta nueva instrucción de Tráfico concederá más capacidad de examen a las autoescuelas que tengan un mayor porcentaje de aptos en la primera convocatoria y reducirá el número de aspirantes en segundas convocatorias y en las sucesivas.

De este modo, queda distribuida la capacidad de examen entre la bolsa de alumnos de cada autoescuela. Esta “bolsa” la forma una sección para el permiso B (alumnos con el teórico aprobado, pero que todavía no han obtenido el permiso) y otra sección para el resto de permisos (alumnos con la destreza aprobada y pendientes de aprobar la circulación).

 

 

Sistema de corrección

El proyecto CAPA utiliza un factor de corrección que se basa en el porcentaje de aptos de la autoescuela en la primera convocatoria. Únicamente se valorarán los datos para el permiso B y, a causa de las diferentes características de los centros de examen, los datos se fraccionarán por “Centro de Examen”.

Además, los datos se actualizarán de manera periódica. De todos modos, si no hubieran datos suficientes para conseguir la media de aptos (centros nuevos o número de exámenes insuficientes), no se aplicaría ningún tipo de corrección.

 

 

Fuente: Europa Press