España ha pasado, en los últimos cuatro años, del cuarto al octavo puesto de la UE en el número de fallecidos en la carretera

 

Fernando Grande-Marlaska, titular de Interior, en una de sus comparecencias en el Senado ha declarado que se reducirá la velocidad en las carreteras secundarias porque el Gobierno no quiere “negociar el tráfico a cambio de vidas humanas” y que su voluntad es ubicar a las víctimas en el centro de la política de la seguridad vial reduciendo la velocidad en las carreteras secundarias.

 

También ha lamentado el aumento del número de fallecidos en las carreteras en los últimos cuatro años, motivo por el cual España se ha colocado en la octava posición en la Unión Europea cuando, hasta hace muy poco, su situación estaba en el cuarto puesto.

 

El ministro ha declarado que unas modificaciones puntuales de la Ley de Tráfico son “más realistas, operativas y eficaces” que una reforma global.

Carné por puntos

 

De esta manera, Interior hace frente a una actualización del carné por puntos, que ya ha cumplido doce años, y hará hincapié en las distracciones al volante, primera causa de accidentes mortales, por delante de la velocidad y del alcohol.

 

En relación a esto, y tal como ya explicó hace dos semanas el director de la DGT (Dirección General de Tráfico), Pere Navarro, se programará un incremento de los puntos retirados por utilizar el móvil al volante, especialmente el WhatsApp.

 

Reducción de velocidad en carreteras secundarias

Tal como ya hizo el director de Tráfico, el responsable de Interior ha explicado que se planteará también la reducción de 100 a 90 kilómetros por hora la velocidad máxima en las carreteras convencionales o secundarias con arcén de 1,5 metros, con la finalidad de homologar a España con el resto de países de referencia de la Unión Europea.

 

El ministerio ya se encuentra actualizando el plan de seguridad para las motos del 2008 y también fomentará medidas concretas de atención a los colectivos más frágiles (peatones, ciclistas y motoristas) que, en 2016, suponían el 48% de la totalidad de fallecidos en accidentes de tráfico.

 

Fernando Grande-Marlaska se ha atrevido a predecir que los fallecidos de este colectivo, este año, podrían superar por primera vez en la historia al número de muertos en vehículos sobre cuatro ruedas. Destacando que “este dato nos obliga a otorgar una atención especial a los colectivos vulnerables, fomentando la formación vial en todos los ámbitos, sociales y educativos”.

 

Para finalizar, el representante de Interior ha solicitado la ayuda y la colaboración de los grupos parlamentarios para que la seguridad vial continúen siendo una política de Estado y también para “salvaguardar el consenso que los ciudadanos quieren y esperan”.

 

Fuente: Agencia Efe

X