Su aprobación estaba prevista para el primer semestre de 2018, pero el cambio de Gobierno ha pospuesto de nuevo su tramitación

 

La renovación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) se ha convertido en la historia interminable ya que, a pesar de disponer de un plazo específico para su desarrollo, éste se ha ido retrasando sucesivamente a causa de motivos políticos e institucionales, originando grandes debates en el sector.

 

La reforma de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), que fue aprobada en julio de 2013, convocaba al Gobierno a gestionar la modificación del Reglamento que la desarrolla en un máximo de dos años.

 

No obstante, a causa de disponer de un Gobierno provisional en 2015 y 2016 imposibilitó que fuera llevada a cabo. A pesar de que en 2017 comenzaron los trámites correspondientes a esta reforma y a la nueva regulación de acceso al sector del transporte, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reiteró el paro del proceso.

 

En una sentencia de febrero de este año, se obligaba a España a constituir una nueva regulación de acceso, tanto en el transporte de mercancías como de viajeros, suprimiendo el requisito de la flota mínima.

 

Se esperaba la renovación de ROTT

Durante el primer semestre de 2018 se esperaba la aprobación del ROTT y para el 1 de enero de 2019 su entrada en vigor. Pero a causa de la moción de censura y el consecuente cambio de Gobierno se ha retardado, una vez más, la tramitación que, durante los próximos meses, debe llevar a cabo Fomento.

 

Probablemente, a lo largo del próximo año entrarán en vigor las nuevas regulaciones. La nueva Directora General de Transporte Terrestre. Mercedes Gómez, tendrá una reunión con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para tratar este y otros asuntos que preocupan al sector y donde la corporación expondrá sus objetivos.

 

Fuente: Cadena de Suministro