Para renovar casi la mitad de la flota, la Aaeta plantea la necesidad de invertir $60 000 millones en los próximos tres años

 

Situación crítica del transporte

Aaeta, la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor, ha afirmado que el sector se encuentra en “una situación crítica” y, si no se invierten $60 000 millones para la renovación de casi la mitad de la flota en los próximos 3 años, “el sistema podría colapsar intentando mantener una flota obsoleta”.

La asociación ha vislumbrado un horizonte para la actividad, a pocos días de la salida del actual gobierno, sobre el que ha asegurado que el transporte automotriz “está peor que hace cuatro años dado que no se resolvieron los problemas pendientes y se sumaron nuevos, que dejan al sector en una situación delicada”.

Aeta ha planteado, en el transporte urbano de la Región Metropolitana de Buenos Aires, que desde 2015 se ha ido registrando el cierre de carroceras, quiebras y concursos de grandes empresas del sector, cierre de 6 líneas de colectivos (autobuses), etc. con la pérdida de aproximadamente 1.000 puestos de trabajo  y de un 25% del poder adquisitivo de los trabajadores.

 

Necesidad de inversión

Desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor se indica que “es vital comprender que estos 4 años dejan al sector en una situación crítica, en la cual, si no se invierten $60 000 millones para renovar casi la mitad de la flota en los próximos 3 años, el sistema podría colapsar intentando mantener una flota obsoleta, generando un irreversible deterioro del servicio”.

Desde las empresas se declara haber sufrido “una fuerte descapitalización, falta de acceso al crédito, y caída de ingresos por alrededor de $1 350 millones mensuales”. Añadiendo que “hace casi dos años que no aumenta el boleto (tique) y durante este período la inflación superará el 100%. Con un tercio de los costos dolarizados, el gobierno calcula subsidios usando el dólar anterior a las PASO*” a $42, sentenciaron al advertir que “la consecuencia es una merma notable en la calidad y seguridad del servicio.

 

Renovación de la flota

Para Aaeta, la situación actual “redunda en una fuerte caída de la renovación de la flota: de los 7 400 que debieron renovarse en los últimos 4 años, tan solo se renovaron 5 120, un 31,2% menos”.

En el transporte de larga distancia, la flota que se encuentra en servicio ha menguado desde 2016 un 12%, sin que se haya podido mejorar la antigüedad de la flota durante este período.

Además, la ecuación económica ha sido menoscabada a causa de “retracción de la demanda, abrupto crecimiento de los costos por el tipo de cambio, imposibilidad de trasladar a precios la fuerte variación de costos, reducción de las compensaciones que bajaron desde el 10% de los costos en 2016 al 1% en 2019”, han propuesto los transportistas.

Un ejemplo de ello es el transporte de personas discapacitadas por un valor de $350 millones mensuales cuyo pago recibido es de únicamente de $50 millones.

Para finalizar, en el examen relativo al transporte provincial, la situación “empeoró fuertemente con el traspaso de los subsidios a los gobiernos locales efectuados en 2018. Este proceso se realizó abruptamente y la mayoría de los gobiernos provinciales no estaban preparados para afrontar el desafío”.

“En este contexto si quitan los subsidios de $25 000 millones (sin actualización desde diciembre del 2018) a las líneas de colectivos de todo el país en las localidades más chicas un pasaje de colectivo podría llegar a valer más de $50 a partir del mes entrante, haciendo inviable la actividad”.

 

*elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias

Fuente: Agencia Nacional de Noticias