Velocidad Máxima

Con esta medida, España se une a la mayor parte de países de la UE que han fijado esta limitación.

El pasado 28 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó la modificación del artículo 48 del Reglamento General de Circulación. El reglamento hace referencia a los límites de velocidad en las carreteras convencionales con el objetivo principal de disminuir la siniestralidad vial y conseguir el objetivo fijado en la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020.

  • Bajar de 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes.
  • En 2017 la tasa que se alcanzó fue de 39.

Con esta intención se ha llevado a cabo la reducción de la velocidad en las carreteras convencionales. El nuevo reglamento busca la homogeneización de la velocidad máxima en estas vías, fijándose en 90 km/h. El motivo es porque son las carreteras que tienen una mayor tasa de siniestralidad.

Estas vías son los lugares donde se producen 7 de cada 10 accidentes con víctimas, y anualmente mueren en ellas un millar de personas.

Asimismo, el exceso de velocidad provoca el 20% de los accidentes de tráfico.

 

Límites actuales.

Con este cambio se pone fin a los diversos límites genéricos de velocidad establecidos (90 y 100 km/h para turismos y motocicletas, en función de si la vía dispone o no de metro y medio de arcén practicable) y se reduce a una limitación general de 90 km/h.

Unos 10.000 kilómetros de vías se verán afectados por esta reforma del límite de velocidad máxima.

A principios de los años 80 del siglo pasado, cuando la red viaria en España no contaba casi con km de vías de alta capacidad, se fijaron los límites de velocidad que ahora se han modificado.

 

velocidad maxima
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Tabla de velocidades por país

La mayor parte de los estados de la UE han ido aprobando medidas que reducen las limitaciones de velocidad máxima en las vías donde no hay separación física de sentidos.

Con una tendencia mayoritaria a limitar a 90 km/h, a pesar de que algunos países se han decantado por los 80 km/h en estas vías.

Esta variación supone también la reducción de la diferencia de velocidad entre vehículos de transporte de viajeros y mercancías en relación a los turismos.

Aquellos países de la UE que cuentan con menores tasas de fallecidos por millón de habitantes en accidente de tráfico cuentan con una diferencia de límite de velocidad entre vehículos ligeros y pesados que fluctúa entre los 0 y los 10 km/h, en carreteras convencionales.

 

Accidentalidad en velocidades desiguales

En diversos estudios se confirma que los vehículos que circulan a velocidades desiguales de la media de la vía- Un ejemplo serían los camiones respecto a los turismos y motocicletas,quienes tienen mayor probabilidad de provocar un accidente (6 veces más) que si estuvieran circulando a la media del resto de vehículos.

 

Asimismo, las velocidades de circulación que son más uniformes benefician la fluidez del tráfico.

 

Con esta transformación de la normativa la velocidad de los camiones se iguala en carreteras a 80 km/h, un límite que es habitual en la mayor parte de los países de la Unión Europea.

 

Debido a la baja siniestralidad de los autobuses, su limitación es de una velocidad genérica es de 90 km/h. En las carreteras españolas su ratio de fallecidos es un 40% menor que el total de la UE.

 

Para los autobuses que no disponen de cinturón de seguridad, el artículo 48 establece que no podrán circular a más de 80 km/h.

 

Tabla de Velocidades DGT

Cuadro con los límites genéricos en función de los tipos de vehículos:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Tabla de velocidades dgt

 

El descenso de la velocidad máxima en las vías convencionales es una de las cinco medidas que se preparan para este 2019.

Penalizaciones.

Otra de estas medidas es penalizar el uso del móvil al volante con la pérdida de 6 puntos y una sanción económica de 200 euros. De modo que si hacemos o recibimos una llamada sin manos libres, contestamos un Whats App o hacemos cualquier cosa con el teléfono móvil en marcha nos quitarán 6 puntos, los mismos que si conducimos ebrios.

 

Podremos perder 2 puntos del permiso y ser multados con 300 euros si superamos los 111 km/h en las vías limitadas a 90 km/h. Asimismo, se considera una infracción grave la circulación a 80 km/h en vías que están limitadas a 30 km/h, hecho que supondrá una multa de 500 euros y 6 puntos menos en nuestro permiso.

 

Aquellos que superen los 80 km/h incurrirán en una infracción “muy grave”. Seis puntos y sanción de 600 euros. Conducir sin el cinturón de seguridad nos puede suponer 4 puntos menos en nuestro permiso con las nuevas medidas de la Dirección General de Tráfico.

 

Los mismos puntos que perderemos si llevamos menores sin los sistemas de retención adecuados o si circulamos en moto sin casco. Por último, no todas las novedades son punitivas sino que existe una de refuerzo positivo para los buenos conductores.

 

El director de la DGT está estudiando la posibilidad de premiar a aquellos conductores que realicen un curso de recuperación parcial de puntos. La intención es añadir 8 puntos al permiso de conducir en lugar de los 6 que actualmente se dan.

 

Fuente: DGT; Auto Bild