Las condiciones laborales y las largas temporadas fuera de casa son dos de los elementos disuasorios para acceder al trabajo de conductor

 

Trabajo de conductor

El transporte europeo se enfrenta a la falta de conductores más acentuada en décadas. Este dato aparece en el informe de la Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU): Tackling Driver Shortage in Europe (Atacando la escasez de conductores en Europa).

El informe está basado en una encuesta realizada por la IRU entre sus miembros desde octubre de 2018 a enero de 2019. En él queda evidenciado que, en el transporte de mercancías por carretera, la demanda de conductores rebasa en un 21% a la oferta.

 

 

Problema sin solución

Este problema no tiene trazas de solucionarse sino que se intensificará en los próximos meses porque la Unión sospecha que el desajuste aumentará hasta el 40% en 2019. Momento en el que la demanda de profesionales de la carretera continuará incrementándose durante todo el año. Los planes de algunos de los principales operadores del sector contribuirán a este crecimiento.

Como ejemplo tenemos a Girteka Logistics, empresa de logística, que ha anunciado hace muy poco que pasarán de 6.000 camiones y 13.000 conductores a 10.000 vehículos y 20.000 conductores en solo dos años.

 

 

Acciones del sector

Boris Blanche, director general de la IRU, ha ratificado en ese sentido que “la industria del transporte necesita tomar acciones inmediatas y decisivas para afrontar la escasez de conductores”. En caso contrario, esta coyuntura tendrá “serias implicaciones para la economía europea y se traducirá en un incremento de costes para empresa y consumidores”.

Sorprendentemente en el mismo estudio se dice que entre los empleados del sector “la satisfacción tiende a ser alta”, ya que únicamente el 20% de los conductores declaran estar “insatisfechos” con su trabajo.

 

 

Motivos de la falta de conductores

Un 57% de los conductores hombres y el 63% de las mujeres creen que la desamparada imagen del sector es el motivo por el que la contratación queda lastrada. Asimismo, el 79% de los conductores piensa que la dificultad de que las mujeres se sientan atraídas por esta profesión es una de las razones básicas de la escasez de conductores del sector.

También tres de cada cuatro profesionales de la conducción declaran que existen elementos que desaniman a acceder al trabajo de conductor: las condiciones laborales y las largas temporadas fuera de casa.

 

La falta de conductores se está incrementando de manera considerable, fundamentalmente si consideramos el envejecimiento de este colectivo que tiene una media de edad de 44 años.

 

 

Mejora de la imagen del sector

El director de IRU ha garantizado que “debemos hacer un esfuerzo global para combatir las percepciones negativas que existen sobre la figura del conductor profesional y mejorar la imagen de esta profesión. Simultáneamente, todos los protagonistas de la industria deben actuar para mejorar las condiciones de trabajo del sector. El trato a los conductores debe ser mejorado, con infraestructuras adecuadas y suficientes”.

Según la opinión de Boris Blanche, para que la industria pueda conseguir mano de obra nueva y variada (especialmente mujeres y jóvenes), “se debe poner en práctica una política de reclutamiento más inclusiva”.

 

 

Acciones específicas

Para luchar contra estos retos, la IRU ha creado, junto con sus asociados europeos, un plan de acción. Este plan comprende medidas a corto, medio y largo plazo. Entre algunas de estas medidas destaca la recopilación regular de datos entre los operadores de transporte, la finalidad de esta acción es la detección y monitorización de tendencias.

Asimismo, junto al ESC (Consejo Europeo de Cargadores, en inglés) ha abordado una iniciativa para el desarrollo de principios comunes dedicados a la mejora del tratamiento dispensado a los conductores en los lugares donde carga y descarga sus camiones.

 

 

El papel de la mujer

La Unión Internacional de Transporte por Carretera, de manera complementaria, favorecerá la creación de la Red de Mujeres en el Transporte. Proyecto cuya finalidad es el aumento de la presencia femenina en el sector y su representación en la totalidad de niveles de responsabilidad.

Dentro de este proyecto se llevará a cabo la creación de premios a las mejores conductoras, también a las empresas que pongan en práctica las mejores labores en tema de reclutamiento, inclusión y mantenimiento del empleo femenino.

Matthias Maedge, delegado general de la IRU, ha manifestado que “la escasez de conductores ya está generando serios dolores de cabeza a los operadores de transporte y ya está impactando en empresas y particulares que contratan sus servicios. Desafortunadamente, esta situación no hará sino empeorar”.

También ha subrayado que la asociación europea “ha hecho de la escasez de conductores una de sus prioridades para 2019. Trabajaremos conjuntamente con los protagonistas públicos y privados para encontrar soluciones a esta crisis”.

 

 

Fuente: Todo Transporte