Solo un 2,3% de este colectivo sufrió, el año pasado, algún tipo de accidente laboral, pero ninguno ocasionó fallecidos

 

Durante el año pasado se produjo una gran disminución en el número de accidentes de trabajo sufridos por los transportistas autónomos, esta reducción fue tal que, según los datos presentados por ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) y Mutua Universal, no se registró ningún fallecimiento en accidente laboral entre este colectivo.

 

Datos de siniestralidad de Transportistas Autónomos

Según la evaluación de la Asociación, durante 2017 había 183.646 autónomos dados de alto en la Seguridad Social. De ellos, 29.424 cotizaban por contingencias profesionales (27.182 hombres y 2.242 mujeres). Dato que supone el 16% del total y un 23,16% menos que en 2016.

 

De los 29.424 transportistas autónomos que el año pasado cotizaban por accidentes de trabajo, únicamente el 2,3% sufrieron alguna clase de accidente laboral, porcentaje que supone un total de 677 transportistas autónomos.

 

Según reconoce el vicepresidente y responsable del área de Formación y Prevención de riesgos Laborales de ATA, José Luis Perea, fuera de las estadísticas existen algunos transportistas que no han cotizado por este tipo de contingencia así que, al sufrir un accidente de tráfico, éste es contabilizado no como accidente laboral sino como de tráfico.

 

Por esta razón explica que “es muy importante que los autónomos sean conscientes de que deben, siempre que se pueda, cotizar por estos conceptos”. “Sin embargo, a la luz de los datos, queda mucho trabajo por hacer para poder decir que los autónomos disfrutan de una seguridad plena y que su salud está perfectamente asegurada”.

 

Lugares de los accidentes

Un 62% de los accidentes que se registraron sucedieron en el centro de trabajo y un 29,4% fueron ocasionados durante los desplazamientos. Asimismo, la mayor parte de los accidentes producidos fueron leves, 657; graves, 18; y muy graves únicamente 2; de los accidentes sufridos por estos trabajadores autónomos ninguno causó fallecimientos.

 

Por Comunidades Autónomas, del total de accidentes en el sector del transporte de mercancías por carretera, un 18,9% se ocasionó en Andalucía, un total de 128 accidentes durante 2017. Le sigue Cataluña con un 17,7% y la Comunidad de Madrid con un 15,9%, 108 accidentes entre los autónomos transportistas que cotizaban por accidente de trabajo.

 

El perfil de los profesionales muestra que 6 de cada 10 autónomos accidentados, un 64,5%, tiene entre 35 y 54 años. Porcentaje que se encuentra, no obstante, por debajo de los trabajadores asalariados de esa misma edad (66,5%).

 

Desde la Federación Nacional de Transporte por Carretera (Fetransa) se ha querido sacar a la luz las condiciones laborales en las que estos transportistas autónomos llevan a cabo su actividad, éstas no favorecen la mejora de la siniestralidad laboral.

 

Según el presidente de esta federación, Víctor González:

“Mejorar la eficacia de los planes de inspección para combatir la competencia desleal y evitar el intrusismo que lamentablemente ha subido de manera alarmante en los últimos años, aumentar la inversión en mejora y reparación de las infraestructuras y carreteras y de descanso seguras, y sobre todo evitar las situaciones que provocan estrés. El transporte profesional se ha de realizar en unas condiciones de aplomo y serenidad por lo que combatir el estrés es una de nuestras prioridades”.

Además ha aconsejado:

“Evitar la carga y descarga de mercancía cuando no estamos cualificados para ello, racionalizar los tiempos de conducción y descanso en la jornada diaria. Aminorar los tiempos de espera en las zonas de carga y descarga, y que se hagan en condiciones óptimas. O revertir la desregularización del transporte privado complementario son también reivindicaciones importantes dentro de nuestro sector”.

 

Fuente: Cadena de Suministro; Autonomos en Ruta